febrero 24th, 2009

1er desayuno policial en el "espacio público" llamado Plaza Luna


Quería dejar en un post independiente las fotos del 9ª Desayuno de la Luna, porque fue algo especial y accidentado.


Me gustaría que observarais a los invitados que se sumaron de manera espontánea a la celebración de nuestro desayuno vecinal


Sí, como lo estáis viendo, una patrulla de la policía al completo, bueno no se si es una patrulla, un destacamento o un pelotón entero, sólo sé que 8 individuos uniformados, nos estuvieron escoltando más de hora y media mientras nosotros, movíamos el bigote…


Y no es que estuvieran en ese sitio casualmente, haciendo otras labores, dirigiendo el tráfico o similar, estaban allí por nosotros, no se si por considerar la práctica del desayuno en la calle como acto de vandalismo e insumisión o para preservar y proteger una actividad tan saludable y evitar que nadie nos estropeara la fiesta…


Tengo que decir que este ha sido de los desayunos menos numerosos de los últimos tiempos, no superamos los 25, contando a niños y perros y ellos se presentaron como a las 11.30, cuando no eramos más de 15 desayunantes, tomando un café y charlando plácidamente al solecito de la mañana.


Se bajaron de su furgoneta y se acercó una policía, que parecía la portavoz del nutrido grupo policial, para preguntarnos qué hacíamos allí. Se lo explicamos con todo lujo de detalle y nos dijeron que eso era ilegal, que no podíamos utilizar un espacio público para desayunar… nosotros, no entendimos, así de primeras cuál era el motivo por el cual no podíamos utilizar un espacio público en una actividad tan pacífica, pero, pero, pero, si nosotros éramos público, ¿no era entonces este el espacio correcto para hacerlo?…


Intentando comprender la aparente incongruencia, le preguntando si era por estar comiendo en la vía pública, por estar reunidos y ser jóvenes, aunque era evidente que no estábamos de botellón, porque preveían que íbamos a dejarlo todo perdido y meado y algunas otras suposiciones descabelladas que no venían al caso, pero que ya puesto a elucubrar.


Ella, siempre dentro de la más absoluta educación y cortesía, nos hizo saber que era por tener dos cajas de cartón apoyadas en el pavimento, ocupando un espacio que podrían querer usar otras personas… obsérvese en las fotos, la completa soledad en la que estaba sumida la plaza a esas horas, bueno y a casi todas las horas.


Nosotros, en la misma sintonía, luciendo nuestra mejor sonrisa y educación, le volvimos a explicar que era algo provisional y que cuando nos fuéramos no quedaría rastro de nuestra presencia, eso tampoco pareció convencerla porque seguía hablándonos de ilegalidad y de denuncias, así que, queriendo saber más, preguntamos si estaríamos dentro de la legalidad quitando las mesas y poniendo todo encima del banco corrido sobre el que estábamos sentados.


Parece ser que tampoco eso era legal puesto que, otra vez, estaríamos ocupando un lugar que podía ser demandado por otras personas ajenas al desayuno.


Total, que cuanto más avanzaba la conversación, más lío nos íbamos haciendo. Uno de los nuestros, le hizo saber que había consultado el caso con un familiar policía que le había asegurado que no había legislación concreta al respecto, a esto, la portavoz policial no contestó.


Y así andábamos, habían pasado 5 minutos de conversación y seguíamos sin saber, qué ley habíamos vulnerado, para no poder estar desayunando en la plaza y cual era el marco legal para esa denuncia con la que estábamos siendo amenazados si no terminábamos rápido y nos íbamos.


Ya andábamos algo calentitos, así que abusando de la paciencia de la policía, pasamos a quejarnos, de los usos y abusos comerciales que se le estaba dando a la plaza, de la videovigilancia, de Triball, de los cutremercadillos, de la falta de verde y de esas cosas de las que siempre estamos hablando aquí…, por lo visto todo eso tenía permiso del ayuntamiento, nosotros, para nuestra actividad subversiva y peligrosa, pues no.


Pienso yo, que como se dieron cuenta que que desalojarnos o denunciarnos era una medida excesiva a todas luces, nos dejaron terminar, eso sí bien vigilados para que no nos desmandáramos. Y en esa situación, 15 a 8, estuvimos un buen rato, hasta que ellos se fueron marchando escalonadamente y nosotros haciéndonos más numerosos.


No quiero extenderme más, así pasó… como os lo cuento… Una pena que los de La Sexta, que se acercaron a primera hora para grabar, no volvieran más tarde, se hubieran encontrado un bonito reportaje.


Espero que al próximo también vengan, si puede ser, vestidos de paisano, a celebrar con nosotros el 10ª desayuno, seguro que disfrutan de lo lindo y si nos arrestan, pues nada, por lo menos nos pillarán con provisiones en abundancia.


Para que nadie tenga que improvisar, estaremos el 21 de marzo en el mismo sitio y a la misma hora.


A que ahora os da rabia no haber venido… je.


Gracias Juancar por las fotos.


Si queréis seguir leyendo comentarios divertidos echad un ojo a los enlaces del artículo.

Gracias a todos por haber publicado la noticia.

3 Comments »

  1. hay q oir las dos versiones, pero aun asi con todo con lo q se esta vertiendo sobre un sistema democratico de derecho os deseo de corazon haber vivido la epoca q les toco vivir a nuestros abuelos, asi tal vez podriais hablar con sentimiento de causa y conocer la autentica represion. si sencillo es hablar mas facil escribir

    Comment by Anonymous — 7 agosto, 2009 @ 6:47
  2. […] Total, que enfadada con este orden de cosas, me ha parecido bueno, para mi salud mental, bajarme un poco al mundo real, para hacerme eco de un documental, dirigido por la artista Marisa González llamado Ellas, Filipinas, en el que se nos muestra, una vez más, cómo las más interesantes ocupaciones del espacio público, no vienen de la mano de artistas comprometidos, sino por la necesidad de reunión de usuarios anónimos, algo que parece olvidado en Madrid, dónde varias personas juntas en una plaza, sobre todo si tienen aspecto de inmigrantes, se convierten en sospechosas y hay que tratar de dispersarlas, lo digo con conocimiento de causa, no se si recordáis que trataron de dispersas con todo el peso de la autoridad, a unos pocos que á desayunando pacíficamente en La Plaza de la Luna. […]

    Pingback by veredes — 11 noviembre, 2010 @ 8:01
  3. I am really often on the lookout for good weblogs discover right here. That great report will get me pondering. check again for new information

    Comment by Alyce Dacquel — 28 mayo, 2011 @ 9:15

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a comment

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1