septiembre 30th, 2012

Fotografiando ficción y realidad

 

Perdonad mi poca actividad de estos últimos tiempos, pero con las cosas que están pasando en nuestro país dan más ganas de estar en la calle que de concentrarme delante del ordenador buscando trabajos apetecibles, cada vez me cuesta más la verdad… pero bueno como cosa más ligera sigo bastante activa en mis tumblr del Ático y de accesorios infames que me requieren menos compromiso moral.

 

 

Hoy os quiero dejar el interesante trabajo que el fotógrafo Seung Woo Back llevó a cabo sobre el parque temático de Seúl, Aiins World el cual anuncia a los visitantes que podrán conocer los lugares más emblemáticos del mundo en un solo día y fotografiarse con edificios famosos que de otra manera nunca estarían a su alcance.

 

 

En un momento de crisis en el que la globalización del arte es firmemente cuestionado por los que “saben de esto”  y se busca potenciar las identidades nacionales, este fotógrafo ha encontrado un lugar físico que encarna la difuminación de las fronteras culturales y le proporciona un espacio para reflexionar sobre temas de identidad individual y cultural.

En el parque temático elegido para su serie Real World I, los edificios más turísticos del mundo han sido reproducidos en detalladas versiones en miniatura. Lo que resulta curioso y llamativo de él, es que todo el cuidado que han mostrado para realizar las reproducciones no lo han tenido en absoluto para su colocación dentro del espacio, permitiéndose el lujo de acercar monumentos que nunca se podría fotografiar juntos, como es el caso de el World Trade Center, el edificio Chrysler y el Puente de Brooklyn, y que para más desconcierto están rodeados de barcos de guerra de Corea en el río que los circunda.

 

Debido a este descuido organizativo el perfil que nos ofrece el parque permite alinear en el horizonte la Estatua de la Libertad, la Torre Eiffel, Notre Dame de París y las Torres Petronas de Kuala Lumpur.

 

 

El espacio fotografiado por Seung, produce desasosiego ya que todos los los edificios son despojadas de su contexto cultural original reduciéndose a decorados de cartón piedra que proporcionan instantáneas coleccionables para todos los visitantes.

 

 

En contraste con tanta pieza icónica, la arquitectura real de Seúl, visible en el fondo de muchas de las fotografías, parece anodina e indistinguible de la de otras ciudades occidentales modernas, las casas de apartamentos y edificios de oficinas no transmiten nada específico acerca de la vida en Seúl o sobre la cultura coreana, no hay gente, coches, basura o vallas publicitarias, está vacío de vida.

 

 

En resumen, una serie que nos muestra escenarios construidos para el ocio que se mezclan con la vida exterior real, lo que acaba produciendo una inquietud y desasosiego que no dejan impasible, por lo menos a mí.

 

Lo conocí aquí y las fotos se las he cogido al autor.

 

 

 

 

1 comentario »

  1. Un proyecto chulo. Me encanta.

    Comment by Odi Montero — 1 octubre, 2012 @ 8:23

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1