marzo 25th, 2014

Ilustrando una batalla campal

Hoy voy a hablar poco, que el artista ya lo hace muy bien por sí mismo. Tampoco me voy a poner pegar imágenes ya que todo están perfectamente ilustrado en su web.

 

 

Pero quería rendir homenaje a Escif, (ya era hora)  un gran artista en la calle y también en la intimidad de sus dibujos.

 

 

Por si no lo conocéis, espero que sí, os dejo una pequeñísima muestra de su talento, su última obra Batalla Campal que ilustra a la perfección el espíritu de su trabajo y la clarividencia de su visión de la realidad, además os invito a que trasteéis en su blog para conocer más sobre su trabajo, no os dejará indiferentes. Además podéis leer sobre él aquí.

Yo me retiro aquí, con una graciosa reverencia, para dejar hueco al maestro, del que espero poder disfrutar pronto en Madrid.

Las imágenes se las he cogido prestadas al artista.

febrero 25th, 2014

Tejiéndose un hogar

Con tanto artista/galerías y ferias de arte que hemos tendio por Madrid esta semana, dan ganas de hacer lo que la artista Bea Camacho, tejer un capullo autoportante  y no salir de él en una temporadita.

Hay que ver cómo son capaces de manipularnos y nosotros dejarnos arrastrar a una alucinación compartida en la que parece que una ciudad como Madrid, consumida por la crisis y la miseria social y cultural, se muestra a nuestros ojos y a los de todo el mundo, como abanderada del arte más vanguardista. Tanto exceso concentrado, me parece francamente obsceno, como un orgasmo multitudinario y retrasmitido que una vez pasado nos deja sumirnos en la más profunda y terrible oscuridad.

En fin a lo que voy, que pierdo el hilo, hoy os quiero dejar la obra de una artista que no conocía y que el otro día se cruzó en mi camino virtual para alegrarme el día. Se trata, como ya he dicho, de Bea Camacho, que teje como modo de expresión de sus sentimientos, y no, no forra bolardos de la calle, gracias a dios…

 

En muchas de sus piezas performativas, las que más me interesan, la lana y el crochet son los los instrumentos de los que se vale para hablarnos del confinamiento, el aislamiento y la ausencia. La artista construye a la vista de todos, su propia envoltura, tejiendo sobre sí misma, y desde que da la primera puntada hasta que su persona desaparece completamente en ella,  graba todo el proceso sin interrupción, con una duración de unas 10 horas, en las que no deja de tejer ni un momento. De esta manera, convierte el acto de la costura en un proceso de creación de su propio medio ambiente proporcionando además archivos del proceso constructivo en el que su cuerpo va desapareciendo dentro de su cálido entorno.

 

Según nos cuenta la artista, habiendo vivido separada de su familia desde pequeña,  trata de ilustrar con su trabajo las experiencias de aislamiento creadas por esta separación física, mental o emocional, e ilustrar su particular e idealizada idea del hogar y la pertenencia.

Leer el resto de la entrada

enero 9th, 2014

Espejos frente a uniformes

Hoy os dejo una acción de carácter no artístico que me ha emocionado, me pasa cada vez más que encuentro la perfección y la creatividad fuera de los ámbitos del arte y de la cultura…

No se si se trata de una iniciativa ya utilizada en estos casos, yo no la conocía y me parece una manera sublime de exponer la realidad a los que no la quieren ver.

Un simple espejo devuelve la imagen del represor en el lado contrario del escenario… me imagino que de esta manera algunos se replantearán el papel de matones a sueldo que les han asignado otros que no se atreven a dar la cara.

Leer el resto de la entrada

diciembre 25th, 2013

Farolas entre la niebla

En estas fechas navideñas en las que nuestros ayuntamientos y comerciantes tratan de enmascarar una realidad gris y dramática a base de deslumbrantes y ostentosas luces (ya veremos la factura eléctrica de este año con el escandaloso aumento del precio de la energía), que parecen tener la curiosa propiedad de anular nuestro sentido común y abducirnos para comprar como posesos, me ha gustado una sutil pieza de iluminación urbana creada para el  Amsterdam Light Festival por el estudio Toer.

Se llama Misty Lanterns y para llevarla a cabo intervinieron farolas Kroonlantaarn originales de finales del XIX. Según los autores, estas bellas farolas funcionaban con gas, por lo que ellos decidieron revivir la atmósfera que se vivía en las calles en el momento en que fueron diseñadas.

Para ello eligieron Grimburgwal una pequeña calle al final del Distrito Rojo , y acoplaron a 4 farolas un mecanismo que generaba humo, consiguiendo con ello dar de nuevo a la calle esa atmósfera íntima y nebulosa de La Belle Époque.

Parece que lo consiguieron, o eso transmiten las fotos.

Esta instalación me recuerda otra, 25 minutos de protesta entre la niebla con bastante más mala leche, llevada a cabo por la gente de Luzinterruptus el pasado enero en Madrid, como protesta contra la corrupción política que en esas fechas se destapaba y que involucraba a toda la cúpula del actual gobierno.

Como siempre, ellos lo explican mejor que yo por lo que os invito a leerla directamente de su pluma.

Además me ha gustado esta otra instalación de este colectivo Habitando la luz urbana, aun no llevada a cabo, en la que nos invitan a instalarnos dentro de la luz de las farolas formando parte de ella.

Me parece muy interesante, más en tiempos de ahorro energético, plantear instalaciones de luz que aprovechan los recursos que ya se encuentran en la calle, en el caso de Madrid, nos sobran lúmenes en el alumbrado público.

He conocido Misty Lanterns aquí y las fotos se las he cogido prestadas a los autores. A Luzinterruptus pues ya los conocía y las imágenes son de Gustavo Sanabria.

 

 

octubre 27th, 2013

Al borde del borde

Hoy, día de descanso, después de muchos meses y con algo de tiempo para dedicarle a pensar sobre cosas no tan urgentes y de supervivencia…

Entre otras cosas, quería hacer un post estupendo, sorprendente e impactante para compensar mi pequeña cuña publicitaria de la semana pasada, pero me ha sido imposible, no se si es que ya he hablado de muchas cosas por aquí y me cuesta encontrar… o por que estoy un poco apática, así que he decidido dejaros simplemente una imagen que me inspira y me da cierto alivio frente la pesadez del ambiente que me rodea.

La publiqué hace mucho en el tumblr y todos los días alguien la rebloguéa, por lo que siempre anda presente en mi cabeza. Se trata de la única imagen de una intervención llevada a cabo por Murat Gök, artista turco del que no sé absolutamente nada, ni conozco más obra, y qué forma parte de la exposición  Signs Taken in Wonder organizada por el MAK el pasado enero con el propósito de “dar a conocer el trabajo de de artistas de tres generaciones, que desarrollan una narrativa imaginativa sobre la cultura y la historia de la metrópoli turca, formada a partes iguales por influencias europeas, orientales y asiáticas”.

La pieza es un simple gesto artístico que logra cambiar el uso de un elemento disuasorio y represivo convirtiéndolo en otro de disfrute, cómodo y sorpendentemente “amigable” a pesar del contexto.

Ni mas más, ni más menos… inmejorable. Lo conocí aquí.

El super post que quería escribir… pues lo tendré que dejar para otro día…

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1