septiembre 9th, 2012

Retícula de luz sobre naturaleza irregular


Hoy os dejo un interesante proyecto que data de 1993. Se llamó Luminous Earth Grid y consistió en una matriz de casi 2000 lámparas fluorescentes de bajo consumo que dibujaba con luz verde, una retícula cuadrada perfecta, de enormes dimensiones.

Fue llevada a cabo por el artista Stuart Williams que tuvo que recaudar dinero durante 5 años, en una época en la que internet aun no se utilizaba masivamente y la financiación mediante sistemas de crowdfunding por supuesto no existían… aun así el artista consiguió 500.000 dólares con los que construyó la pieza y 200 personas le ayudaron.

También le supuso varios años que le dieran todos los permisos necesarios para que la pieza quedara instalada en un paraje natural a 50 km al norte de San Francisco, en Solano County y que ocupó un área equivalente a ocho campos de fútbol.

Leer el resto de la entrada

julio 10th, 2012

La fragilidad de los materiales

Capucine Vandebrouck trabaja sobre instalaciones artísticas en procesos que van cambiando a través de la degradación de los materiales.

Consigue gran parte de su material de trabajo, de los estantes de las tiendas de construcción: yeso, cemento, resina y otros materiales industriales con los que construye piezas cambiando su composición para dar lugar a obras que hablan de mutabilidad y transitoriedad.

En sus trabajos, los materiales básicos adquiere un aspecto nuevo e insospechado muchas veces evidenciando su fragilidad y mutabilidad,  así el proceso del artista está siempre presente, revelando la tensión entre lo material y lo efímero de la belleza, y el desorden, dentro de las preocupaciones clásicas escultóricas de volumen en el espacio.

Leer el resto de la entrada

junio 10th, 2012

Espejos que reflejan el océano

Un poético proyecto llevado a cabo en 1996 por el artista Ekkehard Alteburger en la Isla de Tyree en Escocia.

Mirror House se llama esta escultura en forma de casa que parece flotar en un lago poco profundo en cuya superficie de espejos se reflejan las aguas del Océano Atlántico.

No se mucho más de este proyecto, si fue efímero o si aun permanece, espero que no, pero creo que para un tiempo es una sutil manera de intervenir el paisaje, sin restarle protagonismo…

Como me pueden gustar tanto los espejos…

He conocido este proyecto aquí de donde he sacado las pocas fotos que os dejo.

 

febrero 28th, 2012

Esculturas de aire y plástico

Delicadas y volátiles instalaciones del artista Onishi Yasuaki en las que combina el plástico y el aire, para crear grandes obras tridimensionales que exceden la escala humana.

En estas esculturas, los conceptos de forma, volumen, movimiento dependen de algo tan inmaterial como un soplo de aire, que actúa constantemente sobre un material liviano como el plástico, y que combinados, adquieren una presencia rotunda y bien definida, sin perder en absoluto la sensación de ligereza, transparencia y fragilidad.

 

Bonitas piezas… y poco más que decir…

 

Leer el resto de la entrada

febrero 15th, 2011

Un proyecto trufado…

Muy inspirador el trabajo arquitectónico de Ensamble Studio y Anton García Abril.

El nombre Truffe describe a la perfección la naturaleza de este pequeño habitáculo en forma de piedra, que ha sido creado para mimetizarse con un entorno natural privilegiado como es el de la Costa da Morte de Galicia, encontrandonos en el interior toda la esencia del proceso de contrucción, que ha dejado su huella relativamente azarosa en la configuración de los espacios.

Voy a copiar un texto en el que Antón García explica todo el proceso de construcción que es verdaderamente interesante.

“La Trufa es un fragmento de naturaleza construida con tierra, llena de aire. Un espacio dentro de una piedra que se posa en el terreno y que se mimetiza con el territorio. Se camufla, al emular los procesos de formación mineral en su estructura, y se integra con el medio natural al someterse a sus leyes.


Se hizo un agujero en el terreno con tierra vegetal sin consistencia mecánica, un dique de contención. Luego, materializamos el aire construyendo un volumen con fardos de paja e inundamos el espacio entre la tierra y el aire construido para solidificarlo. El hormigón en masa vertido envolvió el aire y se protegió de tierra. Pasó el tiempo y retiramos la tierra descubriendo una masa amorfa.


Con maquinaria de cantera hicimos unos cortes para explorar su núcleo y descubrimos la masa de su interior construida con paja, ahora comprimida por la presión hidrostática que ejerció el hormigón sobre la endeble estructura vegetal. Para vaciar el interior, llegó la ternera Paulina, que disfrutó de 50m3 de su más rico alimento, del que se nutrió durante un año hasta que abandonó su hábitat, ya adulta y pesando 300 kilos. Se había comido el volumen interior, y aparecía el espacio por primera vez, restaurando la condición arquitectónica de la trufa tras haber sido cobijo del animal y de la masa vegetal durante un tiempo largo.


La Trufa es un fragmento de naturaleza construida con tierra, llena de aire. Un espacio dentro de una piedra que se posa en el terreno y que se mimetiza con el territorio. Se camufla, al emular los procesos de formación mineral en su estructura, y se integra con el medio natural al someterse a sus leyes.



Se hizo un agujero en el terreno con tierra vegetal sin consistencia mecánica, un dique de contención. Luego, materializamos el aire construyendo un volumen con fardos de paja e inundamos el espacio entre la tierra y el aire construido para solidificarlo. El hormigón en masa vertido envolvió el aire y se protegió de tierra. Pasó el tiempo y retiramos la tierra descubriendo una masa amorfa.



La tierra y el hormigón intercambiaron sus propiedades. La tierra proveyó al hormigón de su textura y color, su forma y su esencia, y el hormigón le entregó a la tierra su resistencia y estructura interna. Pero aún no era arquitectura lo que habíamos creado, habíamos fabricado una piedra.



Con maquinaria de cantera hicimos unos cortes para explorar su núcleo y descubrimos la masa de su interior construida con paja, ahora comprimida por la presión hidrostática que ejerció el hormigón sobre la endeble estructura vegetal. Para vaciar el interior, llegó la ternera Paulina, que disfrutó de 50m3 de su más rico alimento, del que se nutrió durante un año hasta que abandonó su hábitat, ya adulta y pesando 300 kilos. Se había comido el volumen interior, y aparecía el espacio por primera vez, restaurando la condición arquitectónica de la trufa tras haber sido cobijo del animal y de la masa vegetal durante un tiempo largo.



La arquitectura nos sorprendió. Su ambigüedad entre lo natural y lo construido, la compleja materialidad que un mismo elemento constructivo, el hormigón en masa sin refuerzo armado, podía dotar al pequeño espacio arquitectónico de distintas escalas. Desde la textura informe de su exterior, hasta la violenta incisión de un corte que revela su vocación arquitectónica, llegando a la expresión fluida de la solidificación interior del hormigón. Esta materialidad espesa, que dota a las paredes verticales de una escala almohadillada proviene de la dimensión de los fardos, y contrasta con la liquidez continua del techo que evoca al mar, petrificado en el dintel del marco espacial que mira de modo sublime al océano Atlántico, resaltando el horizonte como única línea tensa de todo el espacio interior.



Para dotar al espacio de todo el confort y habitabilidad necesaria en la arquitectura, tomamos como motivo el “cabanon” de Le Corbusier, recreando su programa y dimensiones. Es el “cabanon de Beton” la referencia que hace de la trufa un espacio habitable y disfrutable en la naturaleza, que nos ha inspirado y sometido. Y la lección que recibimos es la incertidumbre que nos guió, en el deseo de construir con nuestras propias manos, un fragmento de naturaleza, un espacio contemplativo, un pequeño poema.”



Un ejemplar método de trabajo que respeta a la perfección la naturaleza en la que se integra, aun así no puedo evitar pensar que, a pesar de su apariencia o quizás debido a ella, lo que de verdad es un desproporcionado lujo en este proyecto, es que ese entorno tan maravilloso sea de uso privado…

Lo he recordado aquí. Las fotos se las he cogido a los autores y también aquí.

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1