marzo 11th, 2014

Luz portátil para zonas deprimidas

 

Hoy os traigo un proyecto solidario a la par que interesante, cosa cada vez mas infrecuente, relacionado con la luz y desarrollado por el arquitecto Matteo Ferroni en Mali.

Foroba Yelen (Luz Colectiva) así se llama el proyecto, consiste en la creación e implantación de farolas portátiles, que llevan luz a poblados deprimidos y sin suministro eléctrico, permitiendo que los vecinos puedan desarrollando actividades hasta ahora diurnas, en plena noche.

Las farolas, de aspecto sencillo, están hechas con tuberias e hilo de teléfono y van montadas sobre una rueda de bicicleta, lo que las hace facilmente transportables. Se cargan con energía solar y tienen una autonomía de 5 horas lo que permite extender la vida en los poblado sin suministro electrico, más allá de las hora de luz y de calor. El que sean facilmente transportables, permite además, que la luz llegue justo a los lugares en los que mas se precisa.

Leer el resto de la entrada

diciembre 25th, 2013

Farolas entre la niebla

En estas fechas navideñas en las que nuestros ayuntamientos y comerciantes tratan de enmascarar una realidad gris y dramática a base de deslumbrantes y ostentosas luces (ya veremos la factura eléctrica de este año con el escandaloso aumento del precio de la energía), que parecen tener la curiosa propiedad de anular nuestro sentido común y abducirnos para comprar como posesos, me ha gustado una sutil pieza de iluminación urbana creada para el  Amsterdam Light Festival por el estudio Toer.

Se llama Misty Lanterns y para llevarla a cabo intervinieron farolas Kroonlantaarn originales de finales del XIX. Según los autores, estas bellas farolas funcionaban con gas, por lo que ellos decidieron revivir la atmósfera que se vivía en las calles en el momento en que fueron diseñadas.

Para ello eligieron Grimburgwal una pequeña calle al final del Distrito Rojo , y acoplaron a 4 farolas un mecanismo que generaba humo, consiguiendo con ello dar de nuevo a la calle esa atmósfera íntima y nebulosa de La Belle Époque.

Parece que lo consiguieron, o eso transmiten las fotos.

Esta instalación me recuerda otra, 25 minutos de protesta entre la niebla con bastante más mala leche, llevada a cabo por la gente de Luzinterruptus el pasado enero en Madrid, como protesta contra la corrupción política que en esas fechas se destapaba y que involucraba a toda la cúpula del actual gobierno.

Como siempre, ellos lo explican mejor que yo por lo que os invito a leerla directamente de su pluma.

Además me ha gustado esta otra instalación de este colectivo Habitando la luz urbana, aun no llevada a cabo, en la que nos invitan a instalarnos dentro de la luz de las farolas formando parte de ella.

Me parece muy interesante, más en tiempos de ahorro energético, plantear instalaciones de luz que aprovechan los recursos que ya se encuentran en la calle, en el caso de Madrid, nos sobran lúmenes en el alumbrado público.

He conocido Misty Lanterns aquí y las fotos se las he cogido prestadas a los autores. A Luzinterruptus pues ya los conocía y las imágenes son de Gustavo Sanabria.

 

 

noviembre 1st, 2013

Sol domesticado

 

A veces el arte puede ayudar a mejorar la vida de las personas, no ya su vida interior que se da por sentado, sino su calidad de vida. Suelen ser estos, proyectos innovadores y un poco locos pero que gracias al empeño y empuje personal del artista se sacan adelante.

Este es el caso del proyecto Solar Mirror, ideado por Martin Andersen, un artista vecino del pueblo noruega de Rjukan que con ayuda de sus vecinos, fue capaz de doblegar y cambiar la trayectoria de los rayos de sol, redireccionándolos para incidir en la plaza del pueblo en el que vive, que por estar situado entre montañas, se pasa 6 meses en sombra.

Según leolos residentes tienen que subir en un teleférico hasta la cima de un monte cercano para tomar un poco de vitamina D. pero la semana pasada los débiles rayos del sol de invierno llegaron por primera vez a la plaza del mercado de la ciudad, gracias a tres espejos colocados en la montaña. 

Antes, cuando el clima era bueno, veíamos que el cielo era azul y sabíamos que el sol brillaba. Pero no podíamos verlo. Era muy frustrante”, dijo Karin Roe, de la oficina de turismo local. “Ahora, cuando no hay tiempo para llegar a la cima de la montaña durante la semana, podemos salir de nuestras casas y sentir el calor del sol en nuestras caras”.

 

Leer el resto de la entrada

agosto 19th, 2013

Túnel de voces y luz

Siempre es causa de celebración para mí que los coches sean desplazados del espacio público, por personas, animales o cualquier objeto, que no contaminen y deje que podamos disfrutar de calles que antes nos pertenecieron…

Y esto es en lo que mi admirado Rafael Lozano-Hemmer ha trabajado los últimos meses, nada menos que en New York una ciudad donde resulta complicadísimo por no decir imposible, llevar a cabo instalaciones en las calles,  por las intrincadas burocracias que hay que salvar y los seguros tan desorbitados que hay que pagar…

Pero el caso es que él lo ha conseguido y durante el Summer Street, festival de arte público que todos los veranos toma las calles de la ciudad, (estas cosas sólo se consiguen si hay un evento festivalero de por medio) ha dado vida a una instalación llamada Voice Tunnel gracias a la cual,  el Park Avenue Tunnel que va de la 33rd a la 40th street, y que ha sido abierto a los peatones,  la primera vez en sus 200 años de historia.

Leer el resto de la entrada

junio 30th, 2013

Espectador presionado

 

Aún ando conmocionada y desagradablemente incómoda después de ver ayer  ”El régimen del pienso”, una pieza teatral que recomiendo, si a uno no le importa asomarse a una realidad muy cercana, que los maestros de La Zaranda  nos presentan de manera realista, sin artificios y a ratos con cierta ironía que ayuda a pasar mejor el trago de lo que allí se representa, que acaba removiéndote la moral en lo más profundo…

 

 

Así que no tengo muchas ganas de escribir por lo que simplemente os voy a dejar con una instalación de Heppe Hein que refleja un poco la sensación de opresión que sentí según iba pasando el tiempo sentada en mi butaca del Teatro María Guerrero.

 

 

La obra en cuestión se llama Changing Space y es una intervención espacial en la que una pared adicional se construye en el extremo de un espacio de exposición. Al principio, la habitación parece vacía y que en ella no pasa nada ya que la pared está diseñado para parecerse exactamente a las paredes originales del espacio, en tamaño y apariencia. 

 

Leer el resto de la entrada

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1