junio 3rd, 2018

Colores para visualizar datos

Tecnología que humaniza la vida, un temazo que me apasiona…

En manos de Lauren Bowker cobra sentido y color. Esta artista, alquimista y casi maga, empezó en el mundo textil y de la moda, pero debido a una enfermedad que la mantuvo tiempo en el hospital, decidió estudiar química y poder crear productos que hablaran por sí mismos del estado físico de los que los usa, cambiando de apariencia para dar alertas ante cambios corporales.

Con sus conocimientos químicos y sus habilidades creativas, está diseñando ropa y objetos que mutan en función del entorno. Uno de ellos, por ejemplo, es un tejido cuyos colores cambian de acuerdo con la presión del entorno. Los compuesto que utiliza, fueron pensado originalmente para rastrear la aerodinámica midiendo la fricción en la superficie de los autos en tiempo real, ahora, en sus manos, se convierte en algo mágico.

Para desarrollar y comercializar esta tecnología, creó The Unseen un laboratorio de innovación de materiales, consultoría y estudio de diseño de desarrolla productos que aúnan el mejor diseño, ciencia y tecnología.

Según cuenta ella misma, su intención es cambiar la manera en que el mundo usa el color, dándole voz, para así mejorar la vida. Color como visualizador de datos…. casi nada!!!!!

Copio: “Creemos que la tecnología debe ser ” mágica “: debe interactuar naturalmente con los humanos y el medio ambiente de maneras no invasiba, debe romper las reglas, debe desafiar las percepciones. 

 

Nuestras tintas reaccionan a factores desencadenantes como el calor, la contaminación, la humedad, la fricción, la electricidad, los productos químicos o la presión, y los cambios pueden ser sutiles o sustanciales, reversibles o irreversibles, los colores únicos o múltiples, rápidos o lentos. Sus aplicaciones son casi infinitas”.

Esta mujer nunca ha perdido de vista la moda, muy al contrario, mientras estudiaba química, diseñó una chaqueta teñida con tinta que cambiaba de color, de amarillo a negro, según los niveles de contaminación. Ahora usa estos químicos mezclados con tecnología digital para conseguir que su ropa reacciones ante el estado físico y psicológico de sus usuarios.


Por este camino, ha creado un casco con incrustaciones de más de 4.000 “gemas camaleónicas” que puede mostrar diferentes patrones de color de acuerdo con la temperatura de la cabeza del usuario. Otros proyectos usan tejidos  que cambian de color con la actividad eléctrica del cerebro de acuerdo a las emociones”, Si se está triste, mostrará  el color azul y rojo, si estás contento será blanco”.

Su última creación se llama Fire y es un tinte que cambia de color dependiendo de tu temperatura, pasando de negro a rojo, de negro a blanco, de plata a azul, de azul a blanco y de negro a amarillo. Las variaciones dependen, no sólo de la temperatura exterior, sino también de la temperatura corporal, incluso se verá afectado cuando te sonrojas… vaya!!!!!!!, hasta yo probaría esto.

Además, una línea de complementos de piel y productos para la casa, que muta de color, no sé bien respondiendo a qué condiciones, pero siempre será divertido tratar de adivinar de qué color será tu monedero cuando lo saques del bolso para pagar el pan.

Me gustan sobre todos sus prendas de vestir, esa especie de caparazones que me recuerdan a los de  un insectos o al plumaje de exóticos pájaros, una maravilla.

Otros productos no me apasionan, pero es más que interesante que se mimeticen con los usuarios y les representen, aunque prefiero que nadie adivine por el color de mi chaqueta, de qué humor me he levantado.

Ojalá esta fórmula no se popularice demasiado, ya tengo bastante con todos los artilujos de luz que cambian de color y no sé si podría resistir mas colorichis cambiando a mi alrededor.

No recuerdo de dónde saqué la información.

 

mayo 24th, 2018

Girando de frío

 

 

Por aquí ando de nuevo, como tantas otras veces, intentando recuperar las buenas costumbres aunque sin grandes cosas que contar, ya que prácticamente todo está dicho por otros, con tanta abundancia y lujo de detalles, que me da cierto reparo asomarme al teclado para escribir mas de 20 palabras seguidas sobre algo que no sean mis propios asuntillos y que se resumen en: proyectos, presupuestos, fichas técnicas, y memorias justificativas…. vamos, de lo más apetecible todo.

 

 

Pero bueno, ahora que he conseguido alejarme, emocional aunque no físicamente, de las redes sociales, y me encuentro con la cabeza algo menos sucia, me ha venido un sentimiento medio romanticón, y he pensado hacerme fuerte en el Ático de nuevo, el pobre ahora se encuentra en lamentable estado de abandono, después de mis vagabundajes. Así que, voy a tratar de adecentarlo con cosas  de esas que a mí me gustan y que iré seleccionando modo random según estado de ánimo.

 

 

Para empezar a calentar los motores de la desbrozadora, elijo la forma circular una constante en mi vida, que mil veces me veo andando en círculo cual burro maquinando, con orejeras puestas y tropezando con las mismas piedras del camino.

 

 

Los círculos de hoy son de hielo,  (muy conveniente también, estoy enganchadita a The Terror), y los está creando un señor finlandés llamado Janne Käpylehto experto en energía, que ya es muy popular en su país ofreciendo diversión helada a sus compatriotas, usando mínimos recursos.

 

 

Y es que el ingeniero, ha ideado una especie de atracción de feria para bajas temperaturas, que consiste en cortar enormes círculos en hielo, con la ayuda de una motosierra, a los que añade un motor para conseguir que giren sobre sí mismos con un movimiento que se asemeja al de un carrusel pero mas sereno y relajante, y que cuenta con el gran atractivo de estar instalado en medio de maravillosos parajes naturales a -20º.

 

 

Según cuenta el autor, el primero lo ideo para divertirse él mismo en el lago Kirmusjärvi cuando estaba congelado, y lo hizo de manera manual, cortando el hielo con una motosierra y algunas rudimentarias herramientas. Acto seguido, colocó una sauna, una barbacoa e invitó a sus amigos, que estuvieron encantados con la ocurrencia. En seguida se dio cuenta que la idea podría desarrollarse más y ni corto ni perezoso, construyó la primera máquina de sierra para cortar hielo y acometer así carruseles de mayor magnitud.

 

 

El segundo que hizo fue en Helsinki, más grande y para hacerlo girar utilizó dos motores fueraborda, eléctricos silenciosos y algo de energía solar. Al anochecer, había una banda actuando y mucha gente disfrutando de la enorme pieza (250 toneladas) de hielo giratorio, bellamente iluminado por luces LED. 

 

 

En la actualizad, los círculos cada vez son mas grandes y el creador invita a que en cualquier parte del mundo con hielo, se replique el modelo. El record de esta año lo ha ganado uno de 130 metros de diámetro que ha sido hecho en Long Lake, Maine EEUU.

Ahora Janne está pensando en prototipos para interior, que parece que la cosa da para mucho mas.

 

 

Y aquí lo dejo por hoy, pensando que ante tanta tecnología de vanguardia, esta se presenta una buena manera de pasar tiempo sobre el hielo.

 

 

No sé de donde saqué la info, pero sí que fue lo último que dejé a la espera en la bandeja de borrador cuando desaparecí de aquí por tanto tiempo.

 

 

Pues qué queréis que os diga, me siento genial haciendo algo tan obsoleto y fuera de toda lógica como escribir en formato blog. Volveré pronto. SI queréis seguirme… había una cosa que se llamaba lector de feeds. ahora nadie los mira, yo acabo de desempolvar el mío y madre mía lo que ha salido!!!!!!!.

 

marzo 11th, 2014

Luz portátil para zonas deprimidas

 

Hoy os traigo un proyecto solidario a la par que interesante, cosa cada vez mas infrecuente, relacionado con la luz y desarrollado por el arquitecto Matteo Ferroni en Mali.

Foroba Yelen (Luz Colectiva) así se llama el proyecto, consiste en la creación e implantación de farolas portátiles, que llevan luz a poblados deprimidos y sin suministro eléctrico, permitiendo que los vecinos puedan desarrollando actividades hasta ahora diurnas, en plena noche.

Las farolas, de aspecto sencillo, están hechas con tuberias e hilo de teléfono y van montadas sobre una rueda de bicicleta, lo que las hace facilmente transportables. Se cargan con energía solar y tienen una autonomía de 5 horas lo que permite extender la vida en los poblado sin suministro electrico, más allá de las hora de luz y de calor. El que sean facilmente transportables, permite además, que la luz llegue justo a los lugares en los que mas se precisa.

Leer el resto de la entrada

diciembre 25th, 2013

Farolas entre la niebla

En estas fechas navideñas en las que nuestros ayuntamientos y comerciantes tratan de enmascarar una realidad gris y dramática a base de deslumbrantes y ostentosas luces (ya veremos la factura eléctrica de este año con el escandaloso aumento del precio de la energía), que parecen tener la curiosa propiedad de anular nuestro sentido común y abducirnos para comprar como posesos, me ha gustado una sutil pieza de iluminación urbana creada para el  Amsterdam Light Festival por el estudio Toer.

Se llama Misty Lanterns y para llevarla a cabo intervinieron farolas Kroonlantaarn originales de finales del XIX. Según los autores, estas bellas farolas funcionaban con gas, por lo que ellos decidieron revivir la atmósfera que se vivía en las calles en el momento en que fueron diseñadas.

Para ello eligieron Grimburgwal una pequeña calle al final del Distrito Rojo , y acoplaron a 4 farolas un mecanismo que generaba humo, consiguiendo con ello dar de nuevo a la calle esa atmósfera íntima y nebulosa de La Belle Époque.

Parece que lo consiguieron, o eso transmiten las fotos.

Esta instalación me recuerda otra, 25 minutos de protesta entre la niebla con bastante más mala leche, llevada a cabo por la gente de Luzinterruptus el pasado enero en Madrid, como protesta contra la corrupción política que en esas fechas se destapaba y que involucraba a toda la cúpula del actual gobierno.

Como siempre, ellos lo explican mejor que yo por lo que os invito a leerla directamente de su pluma.

Además me ha gustado esta otra instalación de este colectivo Habitando la luz urbana, aun no llevada a cabo, en la que nos invitan a instalarnos dentro de la luz de las farolas formando parte de ella.

Me parece muy interesante, más en tiempos de ahorro energético, plantear instalaciones de luz que aprovechan los recursos que ya se encuentran en la calle, en el caso de Madrid, nos sobran lúmenes en el alumbrado público.

He conocido Misty Lanterns aquí y las fotos se las he cogido prestadas a los autores. A Luzinterruptus pues ya los conocía y las imágenes son de Gustavo Sanabria.

 

 

noviembre 1st, 2013

Sol domesticado

 

A veces el arte puede ayudar a mejorar la vida de las personas, no ya su vida interior que se da por sentado, sino su calidad de vida. Suelen ser estos, proyectos innovadores y un poco locos pero que gracias al empeño y empuje personal del artista se sacan adelante.

Este es el caso del proyecto Solar Mirror, ideado por Martin Andersen, un artista vecino del pueblo noruega de Rjukan que con ayuda de sus vecinos, fue capaz de doblegar y cambiar la trayectoria de los rayos de sol, redireccionándolos para incidir en la plaza del pueblo en el que vive, que por estar situado entre montañas, se pasa 6 meses en sombra.

Según leolos residentes tienen que subir en un teleférico hasta la cima de un monte cercano para tomar un poco de vitamina D. pero la semana pasada los débiles rayos del sol de invierno llegaron por primera vez a la plaza del mercado de la ciudad, gracias a tres espejos colocados en la montaña. 

Antes, cuando el clima era bueno, veíamos que el cielo era azul y sabíamos que el sol brillaba. Pero no podíamos verlo. Era muy frustrante”, dijo Karin Roe, de la oficina de turismo local. “Ahora, cuando no hay tiempo para llegar a la cima de la montaña durante la semana, podemos salir de nuestras casas y sentir el calor del sol en nuestras caras”.

 

Leer el resto de la entrada

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1