junio 16th, 2016

Andando y construyendo

 

Siguiendo la idea que me ha llevado a retomar este blog para deslizarme de puntillas por las fronteras difusas entre el arte y la realidad, hoy dejo por aquí un proyecto de vida, que nada tiene que ver con la creación, aunque podría parecer… No quiero dar ideas.

 

Y es que el el señor Liu Lingchao, como si de un atlético y empecinado artista de la performance se tratase, lleva casi 10 años viajando a pie por China, transportando su vivienda sobre los hombros.


Esta hazaña le ha dado fama en China, donde le apodan el “Hombre Caracol” ya que va despacio y lleva su casa a cuestas, una construcción precaria, soportada por una ligera y resistente estructura de bambú que Liu va cubriendo con el materiales de deshecho que va encontrando a lo largo de su viaje. Capa a capa de basura, acaba convirtiéndo los palos en una ligera cabaña andante, pensada para ser transporta a hombros, en la que guarecerse de las inclemencias del tiempo. Un ejemplo de autoconstrucción a coste cero de la que habría mucho que aprender.

Para moverla, sólo tiene que introducirse en su interior, echarse el armazón, (pesa unos 60 kg  y mide 2,2 metros de altura por 1,5 metros de ancho) a los hombros, y erguirse completamente para elevar la estructura del suelo y poder caminar hasta 20 km, si el día le es propicio.

Las inclemencias del tiempo y los básicos materiales acaban deteriorando la casa, y Liu tiene que fabricarse una nueva cada año, por lo que ha mejorado sus capacidades de construcción, llegando incluso a concederse algunas licencias estilísticas, como flores de plástico y cintas de colores. Él comenta con humor que así puede aparcar en zonas nobles sin llamar la atención.

Comenzó este nomadismo de reciclaje, después de la depresión que sufrió a raíz de que muriera su padre, perdiera el trabajo y su mujer lo dejara. En situación tan lastimosa, decidió buscarse la vida recogiendo basura en la ciudad, que es donde más residuos se generan. Pero esta actividad no le daba para vivir ya que el alojamiento le costaba todo lo que ganaba, por esta razón decidió hacerse una casa portátil a coste cero, y llevarla consigo lo que le permitía trabajar y vivir sin apenas gastos, ahorrando un poco para la vuelta al pueblo.

He leído dos versiones de su viaje, uno más romántico, en la que se cuenta que se fue muy lejos hace 20 años huyendo de la desgracia, y cuando por fin decidió volver, tardó 5 años, ya que lo hizo andando y con la casa a cuestas. La segunda versión mas pragmática, es que debido a la crisis, cada poco tiempo se marcha del pueblo a una ciudad que está a 3 días de distancia, allí recoge residuos, y cuando lo vende, regresa al pueblo donde sí que tiene una casa tradicional. Cuando se le acaba el poco dinero que gana con la basura, coge de nuevo su casa móvil y vuelve al trabajo.

 

 

Su rutina es andar 50 metros con la casa, dejarla aparcada y a la vista, para volver sobre lo andado a recoge material que mete en grandes bolsas, con ellas llenas vuelve a por la casa y sigue avanzando otros 50 metros… lento pero seguro.

 

 

Y nada mas que contar ya que hay mucha información en internet por si queréis seguir investigando sobre este increíble ejemplo de resiliencia, y adaptación al medio hostil. Sólo añadir que es uno de los ejemplos de autoconstrucción con mayor sentido y dignidad que he visto en mucho tiempo, vamos que no me extrañaría que pronto me lo encontrara en alguna de esas bienales en las que tango gusta premiar iniciativas arquitectónicas casuales.

 

Definitivamente no me pongo de acuerdo conmigo misma sobre si sentir pena por las circunstancias en las que vive Liu o considerarlo un verdadero afortunado… no sé… ¿cómo lo veis vosotros?.

 

 

Lo encontré hace tiempo y las fotos la he sacado de aquí y de allá gracias a san Google.

 

 

Por cierto sin que tenga mucho que ver, me acordé del trabajo, esta vez sí artístico, de Jordi ColomerAnarquitekton se llama y hace tiempolo  dejé por aquí, aunque el sino tecnológico me mutiló las imágenes.

 

 

 

 

 

 

marzo 25th, 2012

Más arte del que apenas tiene manipulación

Para qué esperar a más adelante para hacer un repaso visual en el trabajo del resto de los artistas de Mono-ha?.

Hoy es un día como otro cualquiera para dejar por aquí el trabajo de: Susumu Koshimizu, Nobuo Sekine, Lee Ufan, Kishio Suga, Noboru Takayama y Katsuhiko Narita.

Espero que os guste tanto como a mí…

Susumu Koshimizu

Leer el resto de la entrada

agosto 12th, 2010

Parkour de 1930

Para los que como yo esteis atrapados en una jungla de asfalto este verano, os dejo este video que de alguna manera me ha hecho sentir más ligera.

Arnim Dahl se llama este señor que ya en 1930  saltaba  y se divertia así en la ciudad…

Y poco más, sólo decir que casi todo está inventado…

Lo he conocido aquí de donde podéis sacar más información sobre él.

diciembre 16th, 2008

Viajes de lo urbano a lo rural y vuelta


Estas navidades no voy a poder viajar y tengo mono de ir a un sitio cálido, además una amiga ha venido de Japón y me ha contado maravillas, me invitó a ir con ella y ahora me arrepiento de no haberlo hecho.


Todas estas circunstancias me han hecho recordar a Leslie Furlong especialmente su trabajo Tokio to Osaka 2007, una instalación hecha con dos canales de vídeo que la artista ha grabado en un trayecto en tren de Tokio a Osaka.


Me gusta ver pasar las imágenes en movimiento, montadas en dos pantallas, en las que va mostrándose a distintas velocidades el trayecto de un tren, que en su recorrido por el perímetro de Tokio, nos va descubriendo un paisaje que parte de lo más urbano para ir transformándose en un híbridos con apariencia de polígono industrial hasta convertirse, casi sin darse uno cuenta en un paisaje rural. Después, retorna de nuevo, a la urbe de donde partió.

Este viaje virtual, me hace recordar mis propios trayectos en tren, en los que me gusta observar, si no me duermo, de qué manera se produce la transición entre las grandes ciudades y sus periferias, hasta llegar al ámbito rural puro.


En su video instalación de 3 canales llamado Interferences, la artista filma otra vez la transformación del paisaje, ahora del perímetro de Islandia, por carretera. En él se pueden distinguir, paisajes naturales que son interrumpidos constantemente, por elementos algo discordantes, símbolos de la vida moderna, como señales de tráfico o barreras, tan habituales en los recorridos en carretera, que ya no les prestamos demasiada atención.

Un post muy evocador y nostálgico, pero con no muy buena documentación gráfica, es que no se cómo meter estos vídeos en el blog, así que he puesto capturas de pantalla, con links a la página donde los podéis ver, aunque son muy pequeños. (Bueno ya he aprendido, gracias a Gemma de Hipertextualidades que me lo ha explicado de manera sencilla).


También dejo fotos de paisajes, que la autora ha tomado en estas mismas zonas de transición entre lo urbano y lo rural.


Ya no recuerdo donde lo conocí.















octubre 21st, 2008

Berlín en otoño


Fui a Berlín a ver un festival de luces, pero las que encontré no me gustaron, demasiado estridentes para una ciudad en penumbra.

Por suerte, otro espectáculo, éste totalmente improvisado, lo suplió con creces. El simple hecho de no barrer las hojas secas caídas de los arboles, me puso frente a una increíble intervención urbana, la ciudad transformada en paisaje impresionista pintado en una gama de amarillos, que el más completo pantonero del mundo sería incapaz de reproducir.

¿Y la banda sonora de esta intervención…? pues el indiscreto crujido de las hojas secas bajo el peso de mis pies.

También fui a Dessau y lo hice en tren, me gustó ver cómo los limites de la ciudad se difuminan hasta fundirse con una naturaleza en la que predominan esos mismos tonos amarillos…


Las fotos son de mi paseo alrededor de las Casas de los Maestros de la Bauhaus, diseñadas por Walter Gropius en Dessau.

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1