junio 18th, 2012

Memorial de agua y luz para recordar una piscina que desapareció

Ya ha terminado mi viaje, que me ha servido para desconectar de rutinas diarias y sobre todo de internet, que buena falta me hacía.

Ahora tengo la mente más limpia para intentar rastrear trabajos interesantes y poco conocidos, que últimamente me estaba costando más de lo normal, quizás por mi estado de saturación… espero que fuera eso…

El primer trabajo post vacacional que me apetece traeros, ya que estuve presente en su construcción, y me parece muy refrescante en cuanto a concepto y ejecución, es la última instalación de Luzinterruptus en el Campo de la Cebada, se llama Piscina pública sobre fondo de Campo de Cebada y fue llevada a cabo el día 15 de mayo coincidiendo con el aniversario de este espacio de referencia en Madrid.

Como siempre, dejo que ellos se expliquen que lo hacen mejor que yo.

«El barrio de La Latina de Madrid tenía una popular piscina pública, estaba en la Plaza de la Cebada y a ella acudían vecinos del Centro para practicar el saludable deporte de nadar, también en invierno.

En el 2008 la piscina se demolió con la firme promesa por parte del Ayuntamiento, de que en 2 años habría otra en su lugar, mas moderna y con mas capacidad para dar servicio a más gente del barrio.

El proyecto incluía también la remodelación del Mercado de la Cebada que sería sustituido por uno de arquitectura vanguardista con zonas de ocio, deportivas y con verdes en su cubierta.

A 21 de mayo de 2012 aun no se ha comenzado la construcción de la piscina ni del mercado y la perspectiva de que el futuro edificio albergue unas instalaciones deportivas al alcance de todos los ciudadanos cada vez se ve más lejana.

Las últimas noticias que llegan, nos pintan un panorama poco optimista, acorde con esa nociva tendencia de convertir los mercados tradicionales en centros de ocio y gastronomía para ricos, que deja a los barrios sin el pequeño comercio tradicional. Según los medios de comunicación, van a levantar un lujoso centro comercial con una amplia oferta gastronómica y de ocio, en el que nos tememos que ni el equipamiento deportivo ni el comercio van a estar al alcance de los bolsillos del vecindario, por lo que acabará convirtiéndose en centro de peregrinaje de “gente con dinero” ajena al barrio que se quedará sin su espacio deportivo y comercio tradicional.

Mientras el solar se transforma en otro centro comercial de moda, vecinos y colectivos han convertido este solar vacío en un maravilloso Campo de Cebada, vacío de agua pero lleno de actividades que han logrado convertirlo en un espacio de referencia, donde los vecinos pueden participar y desarrollar actividades autogestionadas en la que todo el mundo está invitado a quedarse.

En este contexto, y para celebrar el primer aniversario de la cesión por parte del Ayuntamiento del Campo de la Cebada, el día 15 de mayo, llevamos a cabo una instalación en forma de piscina de luz que recordara a los vecinos lo que fue el espacio y lo que en un futuro no muy lejano debería volver a ser.

Durante un mes, hemos estado recogiendo envases transparentes reciclados, que los vecinos fueron dejando en contenedores dentro del Campo, además, coincidiendo con las fiestas de San Isidro nos fuimos a las Vistillas y recogimos más de 800 vasos que la gente había dejado en la calle después de beberse el contenido alcohólico.

Al final, conseguimos más de 2.000 recipientes transparentes que lavamos y acondicionamos y con la ayuda de muchos pequeños ayudantes, amigos y visitantes del campo fuimos colocando con cierto orden desordenado, llenado de agua de color azul y con luces hasta conseguir una luminosa piscina de 6×4 metros.

La instalación se llamó Piscina sobre fondo de Campo de Cebada y estuvo luciendo hasta la madrugada.

 

Las increíbles fotos son de mi amigo Gustavo Sanabria.

Ojalá pronto la verdadera piscina ocupe el espacio que le corresponde, que tenga un precio razonable y que no esté rodeada de tiendas de lujo empaquetadas en formato «mercado de diseño» donde los habitantes de otros barrios más privilegiados, pasan el fin de semana consumiendo productos delicatessen mientras los vecinos se quedan sin parte del pequeño comercio, tan improtante para el desarrollo de un barrio. Soñar es gratis…

3 Comments »

  1. Hace tiempo me tope por casualidad con este blog, y queria felicitarte por lo que haces, soy…bueno estoy estudiando arquitectura y la verdad que es una fuente de inspiración los cosas que recoges aquí. A veces uno esta tan metido en sus cosas que no se da cuenta de lo que sucede alrededor, este espacio es como una vía de escape. Ánimo y mucha suerte con el blog. una fiel seguidora

    Comment by Paloma — 19 junio, 2012 @ 14:40
  2. Completamente de acuerdo con Paloma. Cada una de las cosas que pones aquí es una hoya. Y este proyecto en particular me encanta porque no solamente puntúa la memoria de la piscina que desapareció juntando y movilizando gente, pero también crea una escultura fina, efímera, una composición perfecta en sí misma. Genial.

    Comment by Maria — 20 junio, 2012 @ 15:11
  3. Excelente propuesta. Una pena no verla en directo.

    Comment by Paloma Ctrl — 21 junio, 2012 @ 10:44

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a comment

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1