noviembre 20th, 2011

Jugando en casa

Hoy es día de reflexión en España y a mí, más que estar pensando en quién me gustaría que gobernara, que por otro lado está ya atado y bien atado, me apetecería quedarme en casa y dedicar la tarde a pensar en otras “campañas”, más domésticas y asumibles.

Y es que al final, me parece que es mi espacio personal, el ámbito en el que verdaderamente puedo intervenir y aportar, visto que en cuestiones políticas mi opinión vale tan poco.

Y de esas ganas de estar “recogida” me han venido a la cabeza algunos trabajos de videoarte del artista Hiraki Sawa, en los que sin salir de casa nos presenta micromundos que me activan de inmediato la imaginación y me hacen recordar cuando era pequeña y usaba los juguetes para simular una vida adulta en miniatura.

Tiene otros trabajos increíblemente poéticos rodados en exteriores pero hoy, me quedo con esos que llevó a cabo en la época en la que no quería salir de casa y en la que a base de imaginación y algunos juguetes, quiso recuperar su infancia perdida.

En su pieza Dwelling, recrea un aeropuerto como lugar de paso, al que nunca se suele tener ningún apego, a través del espacio algo desangelado de su apartamento, nos muestra un espacio transitorio en el que las habitaciones son surcadas por todo tipo de aviones comerciales, que despegando de las alfombras, vuelan hasta el cuarto de baño y aterrizan en la bañera a lenta velocidad.

Un sueño infantil algo nostálgico, en el que la idea del viaje y el nomadismo, de estar en casa y pensando en otra parte, están muy presentes.

En Going places sitting down una casa de campo es invadida por caballos en miniatura que se balancean y trotan a su antojo por el mismo partamento, hasta llegar a las agitadas aguas del lavabo, a un pequeño bosque en los bordes de la fría bañera de porcelana o a un paisaje de invierno (que incluye la nieve) que surge entre los hilos de la alfombra al lado de su cama.

Migration, está ambientado de nuevo en el piso de la artista. Manadas de camellos, elefantes y caballos, y pequeñas figuras desnudas, originalmente fotografiadas por Eadweard Muybridge, emergen de las esquinas, caminando en fila india cual ejercito de hormigas, lenta y silenciosamente hasta infestan el espacio.

En otros de sus vídeos, el menaje de la casa adquiere vida y pasea por su modesto apartamento de Londres, ese espacio en el que el artista permaneció recluido durante largo tiempo negándose a salir, y donde construyó un mundo a parte lleno de magia y melancolía a partes iguales.

Deliciosas piezas que espero os inspiren como a mí y os ayuden a reflexionar o a soñar despiertos que seguro es una buena terapia.

Lo conocí en el Musac y espero volver a disfrutarlo pronto en Madrid.

Siento no poder mostraros mas de sus vídeos pero es dificil encontrarlos.

Hiraki Sawa from JCVA on Vimeo.


2 comentarios »

  1. Felicidades Remedios. Tus entradas siempre me inspiran y me ayudan a conocer artistas.

    Comment by JAMS — 20 noviembre, 2011 @ 16:57
  2. Qué perlita, Remedios… Desde luego, un alivio poético entre tanto resultado electoral y tantas banderas ondeando… ¡Gracias!

    Comment by Perla del Turia — 20 noviembre, 2011 @ 19:55

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1