agosto 13th, 2009

Urinarios públicos bien iluminados


Como hoy me han dado el post hecho los amigos de Luzinteruptus, copio en el Ático el texto de su última escatologico-humorístico-hospitalaria intervención y me voy a investigar qué tipo de mobiliario urbano se utiliza en la Gran Manzana, para los casos de este tipo de urgencias imprevistas.


“Nos gusta usar la calle y divertirnos en ella y desde luego nos alegra ver que, sobre todo en verano, se llena de gente paseando, charlando o tomando algo, sin tener que pagar el alto precio que cobran las terrazas, por permitirnos estar sentados, en un espacio que es público y que según entendemos, pertenece a todos, aunque unos pocos lo aprovechen para su lucro personal o para llenar las arcas municipales…


Lo que nos molesta es comprobar cómo, ya sea de día o de noche, la gente orina sin ningún pudor en la vía pública, simplemente van andando, se giran, se bajan la cremallera y en el sitio mas visible y transitado, allí sueltan lastre.


Eso hace que el centro de la ciudad tenga un aspecto deprimido y sucio, por no hablar del olor que impregna todo y la incomodidad que supone tener que andar con extremo cuidado para no tocar o rozar nada que pueda hacer que te lleves la sustancia líquida pegada al cuerpo.


La intención, de nuestra instalación Servicios Públicos, ha sido poner un toque de atención, de manera humorística, sobre un problema que sufrimos en nuestras carnes, para que los que tienen esa insolidaria costumbre, nos recuerden y también para que las instituciones piensen en algún tipo de mobiliario urbano donde poder evacuar sin molestar, en caso de necesidad…


Para ello, la madrugada del l 28 de julio salimos por la plaza de San Ildefonso y aledaños, muy concurrida a esas horas por gente que se divertía en la calle, llevábamos 80 urinarios masculinos, de los que se usan en los hospitales, dentro de ellos sólo agua amarilla y por supuesto, nuestras luces.


Una vez localizados los puntos” húmedos” de la zona, con un poco de olfato fue suficiente, instalamos nuestros urinarios de emergencia, para que todo el que quisiera, hiciera uso de ellos, nos consta de algunos fueron usados… otros… estarán en la casa de alguien… cumpliendo no sabemos bien qué función”.


El reportaje fotográfico, del impagable Gustavo Sanabria, es extensísimo y yo encantada, porque ha sido hecho por mi barrio y reconozco las localizaciones, por lo que no he podido dejar de esbozar alguna sonrisilla maliciosa, al imaginarme la cara del del bar de los desayunos, de los del cine porno, del que recoge los cubos de basura, de las prostitutas madrugadoras y de algunos vecinos de la calle Ballesta, bastante mosqueados con el tema de la orina en sus portales…


Lo he visto aquí.

















3 comentarios »

  1. … QUE BUENO!!!

    Comment by Jorge — 14 agosto, 2009 @ 13:50
  2. Jajaj. No sólo son buenos buenísimos sino que encima se lo pasan teta. Y eso llega. Los olores también. Pobres.

    Comment by lopillas — 14 agosto, 2009 @ 15:01
  3. Increiblemente artístico.
    No pasa indiferente…
    Saludos

    Comment by elisa — 15 agosto, 2009 @ 17:48

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1