octubre 18th, 2010

Cortina muy muy mínima

La de hoy es una intervención sin gran transcendencia y tampoco lo pretende, pero después de Val del Omar, es dificil encontrarla… así que mejor ni lo intento y simplemente os dejo un trabajo divertido, que me ha hecho esbozar una sonrisilla, que tampoco está mal.

Se trata de la obra My little piece of Privacy de Niklas Roy, un intento de crear más intimidad en el interior de su taller, ubicado en una antigua tienda con una gran ventana mirando hacia la calle, decidió instalar una pequeña cortina en la ventana.



La cortina era ridículamente más pequeña que la ventana, pero con una cámara de vigilancia y un viejo portátil que localizaba a los peatones que pasaban por delante y mediante un motor unido al ordenador, lograba posicionar la cortina exactamente en el lugar en el que los peatones están situados, moviéndose a su paso e impidiendo que pudieran ver lo que en el interior estába pasando.



Y eso es todo… os dejo la documentación y os invito a ver otro proyecto privefonteintjes, no tiene desperdicio.

Conocí al artista aquí y las fotos son del autor.


1 comentario »

  1. Ya te he nombrado con esta pieza en mi blog. A ver si la subes a PTS.
    Besos

    Comment by Paloma — 26 octubre, 2010 @ 7:09

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a comment

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1