julio 30th, 2014

Naturaleza sanadora de batallas

Difícil hablar de cosas artísticas cuando vivimos prácticamente anestesiados por el continuo bombardeo de imágenes aterradoras, por ser auténticas, de guerras y exterminios masivos de población civil, seguidos en tiempo real por los “guardianes de la paz” sin que nadie mueva un dedo para parar el genocidio.

Así ando, con pocas ganas de folclores, y muchas de desconectar, pero estos días se me han cruzado desde Hyperallergic, las imágenes que el fotógrafo Hennin Grogge ha presentado en la exposición The Beautiful Changes y que nos muestra el efecto curativo que la naturaleza y el paso del tiempo ejercen sobre zonas afectadas por guerras pasadas.

Concretamente, este fotógrafo se ha dedicado a localizar cráteres producidos por bombas de la Segunda Guerra Mundial en Alemania y ha documentado el resultado de los más de 70 años transcurridos.

Rogge comenzó a fotografiar esos cráteres después de encontrar al azar uno en el bosque, le sorprendido su tamaño y su forma circular, después de investigar, se enteró de que existían muchos agujeros de aspecto similar en todo el país y decidió recorrer Alemania para encontrarlos.

Son fotografías que transmiten calma y quietud, pero a mí me parece que, vista toda la serie, algo inquietante se intuye en estos huecos redondos de tamaño similar, esos charcos que tan bien componen en la foto, que no tienen una presencia totalmente natural a pesar de lo buen integrados que están en el pasaje.

Según cuenta el artista, en presencia de estos cráteres, no se percibe la violencia extrema que los originó, a menudo están llenos de agua, como estanques improvisados, y cubierto de árboles, y con sus fotografías trata de remarcar la desconexión, entre los hechos violentos y lo que ahora se percibe como paisajes plácidos. Para él estos cráteres son especiales, porque no llegan a ser tan dramáticos como los que se pueden ver en otros sitios vinculados a la guerra, estos son casi abstractos. Este sentido de desconexión refleja su propia posición frente a este período de la historia de Alemania, que es casi inimaginable para él…

A mí, al contrario algo de inquietud me provocan, debe ser consecuencia de verlos todos juntos en la pantalla de mi ordenador, el mismo sitio de donde me llegan todos los días imágenes de otras bombas mas recientes.

Un comentario en post de Hyperallergic me hace descubrir la obra de Tomoko Yoneda, otro fotógrafo que se ha dedicado a inmortalizar  escenarios de batallas pasadas, en su estado actual. En la página del artista se hace referencia a cada uno de los emplazamientos de las fotos que os dejo abajo.

¿El tiempo todo lo cura?…

 

0 Comments »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1