mayo 6th, 2010

Puestos de observación en museo de arte comtemporáneo

Un nuevo ejemplo del maravillo trabajo de Tadashi Kawamata del que ya hablé la semana pasada. Esta vez desarrollado en el marco de unos talleres organizados por el Centre Pompidou de París el pasado mes de abril.

En este workshop el artista se limitó a usar cartón para crear pequeños refugios urbanos, como atalayas en formas de bayas que se instalan en lo alto de las estructuras metálicas del edificio del Pompidou.

Pequeñas protuberancias de cartón rudimentariamente ensambladas con las que el artista consigue rompe la frialdad de los materiales industriales del edificio en las que se sitúa.

El artista logra modificar el espacio en el que opera, suspendiendo pequeños puestos de observación que perturban el orden establecido y desafían la visión que tenemos de nuestro entorno.

Al igual que muchos de sus otros proyectos, se trata este de un trabajo en progreso “en el que invita a los estudiantes, al personal técnico del Centro, a padres e hijos a participar.

Cada mes, el artista representa un tema nuevo, que se desarrolla con la ayuda de niños y estudiantes de Bellas Artes en la Galería Infantil del museo. De acuerdo con el tema propuesto, los niños coger el cartón y prueban para luego elegir la mejor composición que fijan con cinta adhesiva. Si el espacio está muy lleno, las cajas son desmontadas y reutilizadas para el siguiente tema.

Al colaborar en la obra del artista y tener que interactuar con él, los niños empiezan a cuestionarse las nociones de naturaleza, arquitectura, urbanismo y sociedad.

Y todo esto hecho con el más básico de los materiales, el cartón corrugado…

He conocido este trabajo aquí y como todo lo que hace, me parece impresionante, a pesar de que esta vez la obra sean a tan pequeña escala. Las fotos las he sacado de aquí y de google.

abril 26th, 2010

Sólamente cajas de frutas

Después de pasar un bonito día en Esta es una plaza y ver la de cosas que se puede construir con 4 palos de madera aparentemente inservibles, me ha venido a la cabeza el trabajo de Tadashi Kawamata del que ya he hablado en otras ocasiones por aquí.

Sus instalaciones, en muchos casos espectaculares, contrastan sobremanera con la precariedad de los materiales con que están construidos, maderas recicladas, sillas, palos… y en el trabajo que hoy quiero mostraros simples cajas de madera de frutas.

Se llama Gandamaison y fue llevado a cabo a final del 2008 en La Maréchalerie de Versalles como complemento a un taller que el artistas impartió en l’Ecole Nationale Supérieure d’Architecture. En ella se mostraron los resultados del trabajo de 150 alumnos y 5.000 cajas como única materia prima.

El resultado, una construcción, aparentemente frágil, que se adapta al monumental edificio que lo alberga, y mientras en el interior es una construcción arquitectónica de forma laberíntica y transitable, hacia el exterior se  desborda en una cascada que va deslizándose por la fachada, formando un torrente de cajas, que más parece una masa orgánica, que un montón de cajas apiladas de manera caótica.

He conocido este trabajo aquí y las fotos las he sacado de aquí y de google.

diciembre 14th, 2008

Casitas en los árboles


Dos proyectos que tenía guardados y que hoy me apetecía dejar aquí, debe ser porque echo de menos el buen tiempo, el sol y sobre todo el verano bajo la sombra de un árbol, o puede ser que lo que me pase es que odio las navidades, con su casposa estética de casetas en todas las plazas y su excesiva iluminación.

El caso es que en este frío día de domingo, me han inspirado estas dos versiones de casita en el árbol, tan diferentes y tan apetecibles para esconderse un rato, sin que nadie te moleste.


La primera versión la ha realizado el diseñador y artista Nacho Carbonell, se llama Por las Ramas y según se muestra en el vídeo que adjunto, es bastante fácil de realizar.

Sólo se necesita un árbol, ni muy grande ni muy pequeño y un rollo de plástico transparente, bioplástico, para ser mas exacto, un material biodegradable que se usa en agricultura y que desaparece al poco tiempo.


La idea es crear un espacio muy privado y efímero en la naturaleza, donde uno se sienta protegido, como si estuviera dentro de una crisálida, en este caso semitransparente y aunque antes hablaba de usarla en el verano, este refugio es más apropiado para un soleado día de invierno, ya que estar dentro, con un sol de justicia no me parece de lo más recomendable…

El aspecto de este refugio, es completamente artificial, pero al situarlo en plena naturaleza, genera resultados contradictorios y provocativos que es lo que el autor pretendía desde el principio, para reivindicar de esta manera, conceptos dispares como privado y publico, natural y artificial.

El siguiente proyecto, también trata sobre casitas en los arboles y como en el caso anterior, éstas también generan sensaciones contradictorias cuando se las observas. Han sido creadas por el fascinante artista Tadashi Kawamata del que ya mostré sus increíbles creaciones con sillas y maderas, hace unos días.


En este caso, sus Tree Huts estarán poblado hasta el próximo enero, los urbanos árboles gigantes del Madison Square Park, de Nueva York.


No se exactamente la cantidad de casitas de madera que se han construido y tampoco he podido encontrar muchas fotos del resultado final, pero me han informado en el blog del proyecto, que estas instalaciones no son nada perjudiciales para los árboles, ya que la construcción ha sido seguida meticulosamente por especialistas que han vigilado para que nada le pase a los árboles.


El artista ha querido mostrar en esta obra, “la intersección que existe entre los objetos privados en espacios públicos, como un método de renegociación del significado de ambos”.


Tadashi está muy interesado en mostrar en esta obra, sus métodos de trabajo y el significado del proyecto, al mayor número posible de personas, para lo cual ha montado en paralelo, talleres y comidas in situ, con la prensa y con los visitantes interesados en aprender y comprender su metodología para así poder fabricar cada uno su propia casa particular.

Una pena que por lo que parece, no se pueda acceder a estas construcciones. Hubiera sido fantástico esconderse en ella y observar lo que pasa en Nueva York desde esta atalaya tan rural.


Lo he conocido aquí y las fotos son de aquí.


noviembre 22nd, 2008

Sillas trepadoras


Pues ya que estoy con el tema sillas (post de más abajo) me he acordado de la instalación Le passage des chaises de Tadashi Kawamata, que conocí a través del muy interesante blog El sexo y la guerra.


De este arquitecto, me gustan sobre todo sus instalaciones urbanas hechas de madera, que parasitan de edificios representativos y que yo interpreto como vías de escape que ha puesto el artista para dar una escala humana a tanta arquitectura monumental.

Eso es lo que ha hecho con esta pieza que tanto me gusta, levantada con miles de sillas que crece a la sombra de la Chapelle Saint-Louis de la Salpêtrière en París.


Me recuerda a la escultura de Doris Salcedo, pero que en el caso de la de Tadashi da cabida en su interior a un espacio que me parece ideado para el recogimiento, en el que la luz llega filtrada por las rendijas que dejan la pila de sillas, colocadas en forma de laberíntico cáos.


Recomiendo que echeis un ojo al resto de sus instalaciones igualmente interesantes, hechas con materiales naturales y que no resultaría raro encontrar en paisajes rurales, aunque en este caso, el autor haya elegido para su instalación, zonas más bien urbanas.


Gracias Román por dármelo a conocer, me ha encantado.


Siento que las fotos sean de tan mala calidad, pero el artista las ha publicado así en su web.













This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1