noviembre 3rd, 2008

Verde que flota y verde que es arte


Hoy estaba leyendo uno de mis blog de obligada visita Urbanarbolismo y hablaba de islas flotantes, lo que me ha hecho recordar que ya me llamó la atención el tema cuando lo leí en Ecosistema Urbano, otro de mis blog favoritos, así que, he pensado que ya era hora de hacer un post sobre estas islas artificiales.


Y es que según vi las fotos pensé, qué intervención más apropiada para dejar en el caudal de un río, me encantaría ver flotando en el Manzanares jardines de este tipo, pero es que además, para mayor felicidad, desempeñan una función beneficiosa para el ecosistema, ya que ayudan a purificar el agua de la superficie en la que flotan, y a no sólo eso, sino que sirven de hábitat natural a peces y especies varias, que viven bajo el agua.


Así pues, son perfectas, tanto en forma, como en uso, lo que es como decir, son perfectamente perfectas. Si queréis más información, os recomiendo visitar las páginas anteriormente mencionadas y también la de Floating Island International, donde explican el tema y de donde yo he sacado las fotos.


Pero ya que estoy metida en el tema verde, uno de mis favoritos y como mis amigos de Comando Clorofila me han pedido alguna fuente de inspiración para su proyecto de guerrilla gardening, voy a dejar por aquí otras iniciativas de este color, desarrolladas en su totalidad por la artista Vaughn Bell.


En su trabajo las plantas son el objeto artístico, por lo que las reduce al mínimo espacio, plantándolas en diferentes contenedores, en algunas ocasiones en cápsulas, en otras en cajas con ruedas, o en barquitas suspendidas en el espacio e incluso en carros de supermercado. Acotadas de esta manera, son situadas en el espacio expositivo, lo que inmediatamente las eleva a la categoría de arte.


Muy interesantes sus variaciones sobre el tema de la biosfera, en The Personal Home Biosphere , Portable Personal Biosphere, y Biosphere Built for Two minimiza el espacio verde a unos pocos centímetros, y los protege con una campana transparente. En esta biosfera en miniatura, los visitantes de la exposición pueden meter la cabeza, para sentirse así rodeados de naturaleza, incluso tienen la posibilidad de compartir ese mínimo espacio con otras personas.


Variaciones sobre el tema son las Pocket Biospheres, que por su reducido tamaño, nos permite adoptar una para cuidarla o las Greenspace Displacement, pequeñas burbujas transparentes llenas de vegetación, que fueron dejadas en el duro asfalto de grandes ciudades. Qué afortunado el que se encontrara con ellas…


Pero esta artista tiene bastantes más objetos artísticos verdes, alguno muy bello y poético, como el Garment for Flora-Fauna Relationship, un mandil que lleva incorporada una planta viva, lo que fomenta que se establezca un estrecha relación, entre la planta y la persona.


Con su Tree Portable Forrest y su Portable Environments la artista monta sus particulares minijardines en unos carritos de la compra y los exhibe en galerías e incluso los entierra en la tierra. Curiosa similitud con la intervención Moving Forest del estudio NL architects, que ya comenté al hablar de Experimentadesign, un festival de arte urbano que ha tenido lugar este año en Amsterdam.


Tiene más jardines artísticos, algunos con ruedas, que ayuda en sus desplazamientos al sitio donde se necesite. Todos están en la página de la artista que recomiendo echéis un vistazo, siento no recordar cómo llegué a ella.


Me he dado cuenta de que si no vivo en un mundo verde es porque no quiero, ya que hay ecosistemas de este color para todos los gustos precios y tamaños. Y yo echando las culpas al ayuntamiento, cuando la solución está en mis manos, es que no tengo vergüenza…























octubre 8th, 2008

Flores de luz para los campos de Cornwall


La iluminación exterior me apasiona y si pienso en una acción singular para intervenir el espacio tanto urbano como natural, siempre me viene a la cabeza la posibilidad de hacerlo con luces y por supuesto con sus correspondientes sombras. Este tipo de acciones son de alto impacto visual, además de ser efímeras y muy reversibles, es decir perfectas para la ciudad.


Y tampoco no tienen por que ser muy costosas ni consumir demasiada energía, para eso contamos en las calle con suficientes elementos de los cuales parasitar la energía, sin olvidar por ejemplo la posibilidad de ayudarnos con paneles solares o cualquier tipo de energía renovable o de luminarias de bajo consumo.


Alguna de estas cosas debería ser tenidas en cuenta por los ayuntamientos a la hora de planificar sus concursitos de luces navideñas, ¿no estaría bien que en los pliegos de condiciones se hablara de un consumo máximo y que se primara el uso de energías baratas y de dispositivos de bajo consumo????. Claro, pero es que para hacer algo así hay que saber y creo que los que nos deleitan con sus creaciones navideñas no están muy al tanto de este tipo de asuntos.


Pero bueno, a lo que vamos, hoy dejo por aquí la instalación de un artista de la luz, del que, ya puesta a criticar, no es que me apasione precisamente su trabajo, pero que en este caso ha conseguido una pieza vistosa y evocadora que se integra buen en la naturaleza consiguiendo realzarla sin llegar a anularla.


Se llama Bruce Munro y ha creado la instalación Field of Light como aportación artística al Eden Project una especie de invernadero gigante, también de plástico, aunque este no flota como el de ayer, que fu sido construido en Cornwall, Inglaterra como una especie de parque temático de la naturaleza.


La instalación está compuesto por 6.000 tubos que contiene fibra óptica y que terminan en una pequeña bolita con un led de bajo consumo. Según el artista cuenta, se ha inspirado para su construcción en las flores que aparecen en el desierto después de una tormenta…


No se si esta instalación consume mucha energía, pero hubiera sido interesante que puesto que se ha instalado en el campo, hubiera sido alimentado por energía solar, eólica, o yo que se. En el comunicado del autor no dice nada sobre el asunto.


En todo caso es una pieza vistosa, bien integrada en su entorno y con vocación poética, aunque… menudo día tengo hoy, se me parece a algunas otras cosas que ya he dejado por aquí, como la maravillosa Vegetación luminosa de Studio Roosegaarde, o The Third Bridge del artista Osman Akan o mi favorito sobre todas las cosas el Wind to Light de Jason Bruges.


El trabajo de Bruce lo he visto aquí de donde también he sacado las fotos. He añadido alguna imagen de otro proyecto del autor llamado Waves.



septiembre 11th, 2008

El arbol, un objeto artístico


Me gustan los árboles, mas que las plantas, más que las flores, mas que algunos animales y que determinadas personas.

Ayer, mientras miraba la Castellana desde las alturas, pensaba que ese gran bosque longitudinal en el centro del gris y nublado Madrid, era como una brecha que casi dolía mirar, de lo verde y frondoso que era. Nunca me había dado cuenta de lo que cambia esta calle vista desde arriba, todo gracias a los arboles, bueno es que creo que nunca había tenido esta vista desde las alturas. Ya se lo que vais a pensar, que lo podía haber visto en google earth, que para estas cosas es ideal.


Esto me hizo volver a pensar, en lo que echo de menos tener árboles en mi calle, para mirarlos desde arriba, no hay ni uno y claro, yo que me crié en una calle con naranjos, pues no me acabo de acostumbrar a tanto minimalismo vegetal por la zona.

Hoy, para ahondar más en la herida, leo en El País que dentro de la programación de la Noche en Blanco “La Casa de Campo recibirá 500 nuevas encinas como “acto simbólico” encaminado a reducir el impacto ambiental del proyecto” y es que me quedo alucinada… según el programa oficial “Será La noche en blanco más comprometida con el medio ambiente, con la plantación de 500 encinas en la Casa de Campo” ¿¿¿¿????.

Señores, plantar arboles en Madrid se ha convertido en un acto digno de estar en la programación de un evento artístico, pues sí que está mal la cosita, ufff, ya me veo a algún espabilado, comisariando la plantación de las florecillas de los jardines, la poda de los arboles, la repoblación de los parques y contratando para la ejecución de tan artística actividad a los creadores más amigos o más de moda.


Porque, si la iluminación navideña es adjudicada a diseñadores de moda, que nada saben del bajo consumo, sostenibilidad y ecología, el cuidado de los jardines y parques de la ciudad puede caer en manos de dios sabe qué extraño gremio…

Y pensando en esta historia del arbol como objeto artístico, me ha venido a la cabeza inmediatamente la obra del artista coreano Myoung Ho Lee, que se dedica a fotografiar arboles en entornos naturales.


Y ¿qué tienen de particular los árboles que este hombre retrata? pues en principio nada, sólo que el artista, antes de capturar la imagen, los ha aislado de la naturaleza, aunque no irreversiblemente, lo cual, es de agradecer.

Lo que hace, es colocar una tela blanca detrás del arbol, para que la silueta se recorte y separe del fondo, como si fuera el telón de un decorado teatral. De esta manera, el objeto fotografiado, adquieren una apariencia tan artificial que el resultado final te deja perplejo, no sabiendo bien si lo que se ve es un arbol real o una estampación en la tela.

Os dejo con estas curiosas fotografías de arboles descontextualizados, que a mí, en un día de efervescencia creativa, me han inspirado muchas otras cosas.


Lo conocí aquí.

agosto 15th, 2008

Un poco de casi nada


Para compensarme, a mí misma, por la saturación de enormidades que me paso el día viendo en esta inconmensurable urbe llamada Manhattan, hoy me apetecía hacer dieta baja en calorías y poner mis ojos en algo que fuera pequeño y liviano, casi volátil, por lo que he recurrido, como no, a mi colección de artistas orientales, a los que eso de la ligereza se les da de miedo.


Y me he quedado con Yuko Yamamoto, un ilustrador cuya obra en este campo no me dice gran cosas, pero que hace unas encantadoras flores de papel, que me han cautivado por su candidez y su modestia.


Supongo, porque en su página el autor no cuenta nada, que se trata de pequeñas piezas recortadas a mano sobre papel blanco, dibujos orgánicos que parecen flotar en el espacio de tan finas y etéreas creando interesantes sombras.


Pues, sólo eso, que para asimilar toda una semana de grandezas a diestro y siniestro, nada como una pequeña nadería de poco peso para sentir otra vez elevarse el espíritu.


Mañana, algo con más enjundia, espero.







julio 18th, 2008

Ahora lo veo, ahora desaparece en el paisaje


Hoy un poquito de arte publico de camuflaje, obra de Joshua Callaghan, artista que también flirtea con la calle y que aún no ha sido fichado en Eko System y Wooster Collective. Digo esto porque tengo por norma, rota alguna vez, no comentar nada que haya salido recientemente en estas dos publicaciones, tienen tanta difusión que no me gusta ser repetitiva.


Bueno pues la obra de este artista consiste en camuflar mobiliario urbano, pero del más feo que existe y que son esos armarios donde se guarda, yo qué se qué y que, y que se reproducen como setas en medio de las calles.


Lo que él hace es tomar fotos del entorno en el que está situado el armario, caseta o como se llame, elige una para cada uno de los lados y vinila con ellas el objeto seleccionado. Se supone que si te situaras en el punto de vista desde el que se disparó la foto, el mamotreto pasaría totalmente desapercibido.


Para sus intervenciones, ha elegido sobre todo paisajes con gran profusión de vegetación, muy playeros y que se reconocen como típicamente californianos.


Ha realizado sus juegos ópticos en ubicaciones como Playa Vista, en el Renessance Hotel de Hollywood, en el Kirk Douglas Theater y en Culver City, todas ellas en California, todas ellas bastante horteras.


Este artista también expone en galerías y como digo siempre, es fácil que lo que en la calle parezca bueno, en interiores desmerezca. Aquí creo que tenemos un claro ejemplo.


El arte urbano de este artista tiene grandes coincidencias con un trabajo que me encanta y que para mí tiene una calidad artística muy superior a la de Joshua, se trata de las maravillosas intervenciones de Cayetano Ferrer de las que ya he hablado en este blog, no hay color….






This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1