enero 25th, 2011

La basura como objeto de deseo

Estos días ando bastante enfadada con la iniciativa promovida por una cerveza que ha tomado íntegramente una plaza pública de Madrid, la de Callao, que a la vista de sus últimas ocupaciones, va camino de convertirse en el espacio expositivo madrileño más solicitado por las marcas, para sus eventos promocionales.

Esta cerveza, ha tenido la feliz idea de publicitar una de sus iniciativas, pretendidamente solidaria, trayendo basura de playas europeas para depositarla “artísticamente” en el centro de Madrid, y digo artísticamente, porque detrás de todo este despliegue, además de una potente agencia de publicidad, hay un artista.

Estos residuos han servido de decorativo ornamento a la fachada de un Hotel de basura, una especie de caseta gigante, sin demasiada basura en el interior, donde varios guardias de seguridad controlan la entrada de los que hacen cola, para descubrir un maravilloso mundo de basura, tan glamuroso, que hasta famosas modelos quieran pasar la noche en su interior. ¿o será porque les pagan por hacerlo?.

Ya veo yo la ecología de este proyecto, lo que habrá costado acondicionar la dichosa basura para que luzcan así de vistosa e higiénica, que no parece que venga ni con arena ni con algas de la playa… además, hay que considerar el gasto de combustible y la contaminación que ha generado su desplazamiento y lo que va a costar reciclarla en nuestros vertederos. Se les ha olvidado comentar estos pequeños detalles, sin importancia, en sus notas de prensa.

Por no hablar del dudoso gusto de una iniciativa, que pretende hacernos creer, que la vida entre basura puede ser una experiencia única y maravillosa, vamos hombre, que sólo hay que ver noticias y documentales varios o simplemente observar a los sin techo que vagan por las calles urgando en la basura, para darnos cuenta que no hay nada más duro, que tener que vivir de lo que los demás desechamos.

Miedo me da, lo que algunas marcas están promoviendo para colgarse la etiqueta de ecológicos y comprometidos con el medio ambiente, lo que me duele es que el ayuntamiento consienta y promueva…y nosotros consumamos sin un pequeño atisbo de espíritu crítico.

No nos engañemos, aquí no hay nada altruista, la realidad es que las bebidas alcohólicas no pueden anunciarse de manera convencional y se tienen que sacan de la manga truquitos como este, por desgracia les suele salir bien ya que  los impactos publicitarios que han conseguido, no los hubieran alcanzado ni remotamente, con el más gigante presupuesto en medios. Los señores de la JWT estarán fortándose las manos con el éxito de su campaña, que no dudo seguirá viajando por el mundo en plan “circo de la basura”.

Mucho mejor sería para el planeta, dejar la basura en los vertedero más próximos a las playa intervenidas o incentivar a los artesanos locales para que trabajen con ella y ya de paso, si tanto les preocupa el futuro, revisar sus agresivas políticas de explotación de acuiferos, porque gestionar la basura es improtante para el futuro, pero la falta de agua o su encarecimento, es incompatible con la vida…

No he puesto links ni fotos por no contribuir más a la difusión de este evento.

Os dejo a cambio, imágenes de nuestro 2º Desayuno Ciudadano, una iniciativa en el espacio público que pretende reunir a vecinos y amigos, en torno a algo tan cotidiano y simple como un desayuno.

Esta vez lo hicimos en la zona peatonal de la calle Fuencarral, donde además de contar con los incondicionales, logramos atraer a bastante gente que iba de rebajas y que no dudaron en cambiar, durante un rato, las compras por una taza de café, bollos y buena conversación.

El próximo tendrá lugar el 13 de febrero en la Plaza del Mercado Puerta de Toledo, que dentro de pocos meses quedará sin uso y abandonado, me temo, por bastante tiempo, bueno a no ser que se ocupe o se ceda…

Para más información podéis consultar aquí. Os esperamos.

Gracias por pasarme las fotos.

diciembre 20th, 2010

1er Desayuno Ciudadano de Madrid

Quería dejaros algunas fotos del Primer Desayuno Ciudadano, que tuvo lugar el pasado domingo 12 de diciembre en el Parque de la Cornisa de Madrid.

La elección del sitio no fue casual, ya que una de las intenciones de estos desayuno es, además de disfrutar del espacio público llevando a cabo una actividad cotidiana como es el comer, hacerlo en localizaciones urbanas especiales y no precisamente por su belleza. Así serán cuidadosamente elegidos los espacios por ser polémicos, mal utilizados, feos o deshabitados, se admiten sugerencias de todo tipo.

El Parque de la Cornisa es tristemente popular por ser objeto de deseo del Arzobispado que pretende construir un gran edificio con una superficie mínima de 25.557,67 m2 y el Ayuntamiento que con las mismas aprovecharía para levantar otros edificios de “supuesto” equipamientos públicos, en una zona especialmente importante para la ciudad, por ser un espacio verde, un área de valor arqueológico y un paisaje emblemático de Madrid. Vamos que se cargan un parque en pleno funcionamiento y afluencia de vecinos, para convertirlo en su cortijo privado…

Estuvimos unos 25 amigos, compartimos viandas y charla animada y quedamos emplazados para el próximo desayuno, que tendrá lugar en la zona peatonal de la  calle Fuencarral, el día 16 de enero a las 12 de la mañana. Instalaremos a lo largo de la calle nuestra improvisada infraestructura de mesas a base de cajas de cartón, que esta vez conseguiremos de los propios comerciantes de la zona.

Animaós a participar, no hay que preparar grandes cosas, sólo llevar una taza, una cuchara y algo de comer para compartir, vamos a aprovechar  la calle para una actividad que no implique gastar.

Os mantendremos informados aquí y por mi parte prometo recordarlo cuando se acerque la fecha.

Que bien me sentó volver a la calle con mi taza, mis bollitos y tan buena compañía.

Hasta el día 16, en la calle Fuencarral.

Gracias a Alex, Sandra, Juancar y Gosia por las fotos.


diciembre 10th, 2010

Post número 1000

Pues eso… que quería compartir con vosotros que el Ático ha llegado a su post número 1000… ufffff…

Buscando esta mañana sobre qué escribir que fuera muy especial, me he enterado que han censurado la obra que mi admirado artista Blu estaba pintando en Los Ángeles y se me han quitado las ganas de decir nada de nada sobre nada de nada… así que me voy a dar una vuelta por la calle, a sentarme en un banco y mirar lo que pasa en la vida real, que a veces se me olvida, de tanto andar por las alturas.

Dejo el proceloso mundo del arte aparcado para otro momento en el que esté menos sensible… el balance de estos 1000 post, también me lo salto, con permiso, espero poder hacerlo cuando cumpla 2000…

Y hablando de cosas de la calle, retomo con unos amigos, los desayunos públicos que ya organizamos en la Plaza de la Luna en el 2008. Esta vez serán celebrados en sitios diferentes y especialmente polémicos, yo iré informando por aquí, pero se ha abierto un grupo de Facebook para tener noticias de primera mano.

La iniciativa se llama Desayunos Ciudadanos y se convocarán una vez al mes. El primero, para empezar con buen pie, lo vamos a hacer este domingo 12, en el Parque de la Cornisa objeto de deseo de especuladores inmobiliarios con sotana, será a las 12 de la mañana. El funcionamiento, el de siempre, taza favorita, cuchara y algo de comida para compartir.

Espero que podamos vernos el domingo, café en mano.

Y por supuesto, aunque ande algo ofuscada, no quiero dejar de dar las gracias a todos los que habéis llegado conmigo hasta el 1000.

abril 19th, 2010

Gris oscuro sobre más gris oscuro

Que a estas alturas de la feria, cuando ya tenemos desgraciadas casi todas las plazas de Madrid, se publiquen artículos como los de hoy de El País, Las plazas no están para sentarse y Madrid, capital del granito en los que  cuentan una versión de por qué las plazas y espacios públicos son grises, sin bancos y sin el menor rastro de verdes… me hace reír, por no llorar.

Y es que de estas cosas llevamos quejándonos muchísimos usuarios del los espacios públicos y desde hace varios años. Por mi parte, los Desayunos de la Luna se organizaron para reivindicar una de estas rehabilitaciones, en concreto  en la plaza más fea y dura de  la capital, para mi gusto, la de Maria Soledad Torres Acosta conocida como La Plaza de La Luna. Y precisamente en estos desayunos, hablando de este tema con una paisajista, me dijo que a las instituciones les da miedo el verde, ya que si no se cuida bien se puede secar y resulta caro de mantener…

Pero yo tengo otra teoría y va a ser difícil que alguien me convenza de lo contrario. Las plaza públicas son grises y duras, porque no están diseñadas para ser usadas por los ciudadanos, sino para ser comercializadas, por trozos o en su totalidad,  dependiendo del evento en cuestión y supongo que del dinero que se pague por ella.

Sólo hay que recordar la cantidad de casetas de todo tipo que se instalan en estos espacios ahora completamente diafanos, esos cutremercadillos medievales que cada dos por tres insisten en volver, en los que se venden además de panceta, bebidas alcohólicas durante todo el día… o las inmensa pistas de hielo que bloquean una plaza entera, de manera que sólo se pueda acceder previo pago.

Fijaos en la gente de Triball, que es capaz de vender un barrio enterito, dependiendo de las necesidades publicitarias de cada anunciante. Si se les paga, ellos se encargan de gestionar de manera rápida y eficaz, todas las licencias para que el área de Ballesta y Plaza de la Luna se convierta, todo él, en un anuncio publicitario de Ron Havana 7, con alcohol incluido, vendido en improvisadas barras de bar situadas en las tiendas de las que son propietarios.

O pueden hacer que Fiat ocupe toda la plaza, para vender sus coches, organizando un macro concierto diurno, en el que, mientras a los jóvenes se les prohibía consumir cerveza,  los invitados vips de la marca, bebían a discreción, protegidos de las miradas de curiosos, por unas mamparas. Tengo fotos…

En el blog La no convencional de mi amigo Aliencito, podéis leer todo sobre estos eventos, yo estaba acompañándole, pero desde luego, el tiene más gracia contándolo…

Y de la peatonalización de la Calle Fuencarral pues más de lo mismo, hecha para consumir sin obstáculos en un barrio ya totalmente gentrificado, pero claro, los fines de semana se queda completamente, desierta porque nada en ella invita a pasear… Tremenda esta intervención urbanística…

Para quitar hierro a la cosa os dejo referencias de alguna intervenciones de Luzinterruptus, Hortalizas creciendo en un verde inútil, Jardín vertical envasado o Plaza con poca vida, que tocan, desde un punto de vista humoristico-luminoso, este tipo de asuntos…

Las imágenes de hoy no son de ellos, para no repetirme demasiado, he preferido acompañar este texto, con el trabajo de un artista, que demuestra que el gris cemento o el hormigón de desecho, si se usa con talento, se pueden llegar a convertir en interesantes piezas escultóricas.

El artista se llama Gustavo Godoy y lo he conocido aquí. Las fotos son de su galería y de google. Dejo también otra serie hecha con material de deshecho, sobre todo maderas. Y bueno…  tampoco es que necesite este trabajo, de más información…

marzo 30th, 2010

Desayuno sobre agua, con moqueta roja

Desde noviembre del 2008 se celebra una iniciativa ejemplar en el espacio público, de esas que a mí me gustan, en la que un grupo de amigos se reúnen  libremente, para festejar imaginativos desayunos mensuales en los que sacan a la calle tus tazas, comida, café, periódico, juegos y música para compartirla con amigos y vecinos.

La iniciativa se llama Desayunos con Viandantes, se celebra en Valencia, se ha hecho tremendamente popular y en algunos casos multitudinaria.

A diferencia de los Desayunos en la Luna, que en el pasado convocábamos en la Plaza de la Luna, con la intención de usar, de manera comunitaria, un espacio feo, duro y mercantilizado de Madrid, estos desayunos valencianos cambian de ubicación en cada nueva edición, lo que hace que siempre haya expectación por conocer el nuevo y original emplazamiento.

Hasta ahora se han celebrado en pequeñas plazas, parques, jardines, ermitas, en la huertas, en un cruce… podéis verlos todos en su blog, seguro que os entran tremendas ganas de salir a la calle con vuestras viandas, ahora que llega el buen tiempo. Como veréis, cualquier hueco urbano vale, por muy anodino, solitario o peligroso que parezca…

Yo me he quedado verdaderamente impresionada con su último desayuno en Puente del Mar, no sólo por la gran afluencia de público, 200 comensales, también por su impactante puesta en escena, no podía ser menos ya que se organizó en colaboración con el Festival de Artes Escénicas Veo.

Cuando le pedí a David Estal, uno de los impulsores de esta iniciativa, que me contara más sobre el desayuno, me escribió textualmente:

Es un desayuno muy especial para nosotros. La idea, que se consiguió gracias a la amplificación que significaba convocar junto con el VEO, es muy sencilla: convertir un espacio de paso en un espacio de estar, no con el diseño, sino con el uso, es como hacer ciudad caminando.


Además, las chicas del conservatorio de música aceptaron nuestra propuesta para ‘taconear’ en el puente, simbolizando la fuerza del que camina.


Lo más interesante fue, mientras montamos las mesas (100m) y la larga moqueta (400m2), a lo grande como las fallas!, ver todas las sillas vacías, esperando con miedo si vendría alguien… el efecto moqueta sobre el pavimento es para psicoanalista: pues aunque no haya nadie dentro, la gente que pasa no se atreve a chafarla!.


Y claro, enternecedor el regalo de los croissants gigantes por parte de la panadería! …

A mí me ha impresionado la imagen de esa larga fila de mesas y sillas blancas, sobre moqueta roja, a lo largo del puente. Qué maravilloso desayuno popular… lo que me hubiera gustado estar allí…

Enhorabuena, amigos Viandantes por vuestro saber hacer, creatividad  y persistencia… ¡ah! y por las fotos.

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1