octubre 25th, 2010

Hospedaje en los árboles

Me encantan las casitas en los árboles, lo he dicho muchas muchas veces y siempre que veo algún proyecto con estas características, lo tengo que publicar, aunque sea, como en este caso, un poco “pijillo” para mí gusto…

EL Treehotel es un hotel de 7 habitáciones que funcionan como viviendas independientes, construidos dentro de un bosque  de pinos del pueblo de Harads, a unos 60 km al sur del Círculo Polar Ártico, en el norte de Suecia.


Todas las construcción son diferentes, eso sí, todas elevadas y sustentadas en los propios árboles, a través de una abrazadera metálica (ajustable para adaptarse a los árboles, ya que sigue creciendo) en vez de con tornillos y clavos. Además, todas las casas funciona con electricidad sostenible.



Es un proyecto de Britta Jonsson-Lindvall y Kent Lindvall, que han conseguido todo un pinar para su construcción y han contado con algunos de los arquitectos más prestigiosos de su país, como Bertil Harström y Tham & Videgard.



En fin un bonito ejercicio de construcción en la naturaleza, pero no se, algunos habitáculos, no me parecen muy ecológicos que se diga, seguro que son sólo impresiones mía.



Lo he conocido aquí y las fotos también se las he cogido, otras son de la web del hotel.



junio 25th, 2010

Vistas invertidas

Tengo fascinación por las cámaras oscuras y ya he hablado en varias ocasiones de trabajos hechos con este sistema, no puedo dejar de mencionar de nuevo a Abelardo Morel y su impresionantes piezas en habitaciones de hotel (el post sigue sin fotos) una delicia.

Hoy os dejo otro artista, Babs Decruyenaere que con el mismo sistema ha creado mundos dados la vuelta, de vistas callejeras, encerradas en anodinas estancias habitadas.

Os dejo las imágenes, mientras me quedo pensando, si sería posible hacerme una cámara en mi casa, parece fácil, un simple agujero en la pared, aunque las vistas… quizás no lo merezcan…

Lo he conocido aquí y las fotos son del autor.

octubre 3rd, 2009

Entornos solitarios


Os quería mostrar hoy una serie de fotos, que vista en su totalidad, me ha gustado, aunque estoy segura de que si me hubiera topado con una sola de sus fotos, no me hubiera llamado demasiado la atención, qué cosas…


El autor se llama Ward Roberts y se me ha ocurrido, al ver todo su trabajo, que podría decir de él que es un profesional de las series fotográficas, en las que encuentra una temática exageradamente similar, lo cual no es ni bueno ni malo, simplemente es algo que me ha llamado la atención.


La serie que hoy me ocupa, se llama Ladscape about us 2008, quizás la menos homogéneas de las que he visto de él, aunque se aprecia algo de un estilo común, en esos elementos que se repiten, en la cantidad de líneas rectas que aparecen y sobre todo en la soledad inmensa de los entornos urbanos que fotografía.


Y luego están, esas otras fotos tomadas en la naturalezas, en las que encontramos algún elemento, “poco natural”, que rompe con la monotonía y hace más evidente la soledad, esta vez del paisaje.


Uff pues si que son confusas mis explicaciones… mejor que directamente veías las fotos. Las que yo os dejo son las de Ladscape about us 2008 pero tenéis más series en su web, aunque a mí no me acaben de convencer.


Para remate no se ni dónde conocí el trabajo de este hombre, vaya diita que llevo.


Mañana mejor.





abril 20th, 2008

Para dormir muy bien acompañado


Es muy agradable tener una cara guapa cerca al abrir los ojos, pero… no siempre es posible, así que para todos los que sientan ese tipo de necesidad, el fotógrafo Jess Bonham ha creado una colección de fundas de almohada con atractivas caras dormidas.


La serie, llamada I dream of you está compuesta por 3 modelos de bellas durmientes y 1 con bello y han sido impresas a partir de fotos en blanco y negro con un tratamiento granulado.


Los personajes que habitan en estas almohadas, están tan plácidamente dormidos que dan ganas de no hacer ruido para que no despierten nunca.


Igual que los niños pequeños tienen su mascota, sin la que no pueden dormir, estas fundas podrían convertirse en el fetiche de algún adulto solitario. Felices sueños…


Se pueden comprar a través del mail del fotógrafo. Lo he visto en Omami.

octubre 7th, 2007

Techos para los sin techo


La estética es muy importante, vaya perogrullada, a todos nos gusta rodearnos de cosas agradables a la vista y no nos planteamos si son necesarias, si ya tenemos otras parecidas o si realmente están bien diseñadas para la función que deben desempeñar, pero claro… son tan bonitas. Y lo mismo pasa con las personas.

Pero muchas veces ocurre, que la estética se utiliza ilícitamente para ocultar cosas desagradables, feas o que no interesa que se vean. Eso me fastidia.


Y ese sentimiento de fastidio,lo he sentido cuando leyendo un artículo de Web Urbanist me he encontrado con el post “Creative Urban Furniture: Convertible, Inflatable & Portable Homeless Shelters” en el que hacen mención a algunas iniciativas para facilitar la vida de los los sin techo.

Son buenas ideas y la mayoría parecen más o menos realizables, aunque dudo mucho que los ayuntamientos, sean quienes gasten su dinero en acciones que sacarían aún más a la luz realidades tan “poco estéticas” como que los vagabundos duermen en las calles y mucho menos que faciliten que esto siga pasando.


Pero sí, es un hecho innegable, aunque se quiera ocultar, que hay gente que duerme en las calles, me encuentro con ellos todos los días incluso en el descansillo de mi casa y creo que se podría hacer un pcoquito más fácil su vida con mínimas inversiones y buena voluntad.

Y eso es lo que han pensado los autores referenciados en ese artículo, donde me llama la atención sobretodo el proyecto paraSITE que aprovecha las máquinas de aire acondicionado que expulsan el aire al exterior, para hinchar con él una especie de refugio, que cuando está vacío, no ocupa nada por lo que es fácilmente transportables.


Las demás ideas también me gustan, todas menos una, la que me fastidia, es la creación de Agustín Otegui, que ha ideado la Urban Shell, una especie de refugio metálico, que de tan estético y bonito que es, me resulta incompatible con su función.

No es que se le puedan poner muchas pegas en cuanto a diseño, es decorativo, se desplaza y es multifuncional. Sirve de carrito con el que transportar las pertenencias de su dueño, además de mantenerlas a buen recaudo, tiene cierre de seguridad, y además se convierte en habitáculo para pasar la noche.


Si es invierno, te protege del frío y si es verano se puede ampliar mediante una especie de toldo para dormir agradablemente al aire libre.

Todo perfecto, si no fuera porque no estamos hablando de una tienda de campaña para que los niños con dinero se vaya de acampada con todas las comodidades. Nada más alejado de la realidad, se trata de una casa con la que los indigente tienen que ir todo el día cargados.


Y esta solución no parece ni ligera, ni rápida de montar, ni mucho menos barata. Vamos, que a mi entender no ha dado con el público objetivo del producto ni por asomo.

Se me ocurren varias preguntas para el autor ¿quién se la va a proporcionar a los necesitados, con lo cara que debe ser? ¿no parece un poco ostentosa para llevarla por las calles sin llamar la atención? ¿No causará problemas a los dueños el despliegue que hay que hacer para usarla?


No me extraña nada que no haya sido una de las propuestas ganadoras ni mencionadas en el concurso Shelter in a cart organizado por Designboom, al que se presentó y en el que se pedían soluciones habitacionales y de transporte de pertenencias para indigentes.

Si se echa un vistazo a este concurso se verá que había ideas muy ingeniosas, ligeras, rápidas de montar y con una estética de acuerdo a las condiciones de vida de los posibles usuarios.


Pero todas estas bienintencionada ideas no resuelven el problema de cómo se van a hacer los indigentes con ellas. Algunas no parecen ser muy caras pero aún así, no me explico cómo conseguirlas sin dinero.

Y si las reparte alguna institución, ¿cómo demostrar que se está necesitado de una?, ¿te pones en una fila como cuando reparten la comida? o ¿hay algún registro de indigentes, que te acredite como tal?.


Así pues, para mí, aún siendo la más sencilla, la mejor solución de todas las que he visto para este post, es la que plantea el Ejercito de Salvación de Estados Unidos. Una manta al alcance de los indigentes, situada en puntos estratégicos, que cumple una doble función, servir como abrigo para todo el que lo necesite, (sólo hay que descolgarla de la pared y usarla), y además ser un soporte publicitario para hacer llegar a todos, un mensaje de concienciación sobre la realidad de los indigentes.

Y vamos a dejar la estética para otro momento…




This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1