marzo 6th, 2019

Lineas de luz contra el cambio climático

 

Una entrada rápida que aun ando resacosa de tanta feria de las vanidades en Madrid, para dejar por aquí una pieza artística que me ha hecho volver a creer en el poder de la luz.

 

 

Es que hace tiempo ya que no ando muy contenta con el panorama artístico/lumínico y su sumisión a los proyectores enfocados a fachadas con la intención de descomponerlas o tunearlas sin ninguna consideración, haciendo alardes para ello de grandes medios técnicos y presupuestos desorbitados.

 

 

Este trabajo está corriendo por todas partes, imagino que muchos ya la habréis visto, pero bueno, como esto es un archivo, merece la pena que lo deje archivado para el futuro.

 

 

Se trata de una pieza llamada Lines (57° 59′ N, 7° 16’W) y ha sido llevada a cabo por los artistas Pekka Niittyvirta y Timo Aho en Escocia.

 

 

La idea trata de concienciar sobre los peligros que supondrá el calentamiento global, y el efecto invernadero que provocarán que los polos se derritan y que aumente el nivel del agua, lo que acabará cubriendo grandes superficies de tierra y afectará a cantidad de población que se verá obligada a emigrar a tierras mas altas.

 

 

Para conseguir su objetivo, los artistas han echado mano de una simple línea, sencillo pero eficaz método para marcar niveles. En este caso es de luz, y funciona a la perfección como testigo visual que alerta sobre la altura que alcanzará el agua en la costa oeste de Escocia, concretamente en las Islas Hébridas Exteriores, si no se para el cambio climático.

 

 

Cuenta Pekka Niittyvirta sobre la pieza:

 

 

“Mediante el uso de sensores, la instalación se activa cuando sube la marea. El trabajo proporciona una referencia visual de la subida futura del nivel del mar.

 

 

La instalación explora el impacto catastrófico de nuestra relación con la naturaleza y sus efectos a largo plazo. El trabajo provoca un diálogo sobre cómo el aumento del nivel del mar afectará las áreas costeras, sus habitantes y el uso de la tierra en el futuro.

 

 

Esto es especialmente relevante en el archipiélago de islas bajas de Uist en las Hébridas Exteriores, en la costa oeste de Escocia, y en particular en el Centro de Artes y Museo Taigh Chearsabhagh en Lochmaddy, donde se encuentra la instalación. El centro ya no puede desarrollar su actividad  en su localización actual, debido a los pronósticos meteorológicos que fuertes tormentas y marejadas ciclónicas”.

 

 

Las fotos hablan por sí mismas, así que mejor me callo y os dejo que las disfrutéis.

 

 

Lo vi en Designboom, bueno, yo y miles de personas más, y me encandiló por el discreto y atinado uso de las tecnologías en un proyecto de apariencia mínima.

 

febrero 21st, 2019

Máquinas gamberras

 

Las cosas que hace Anna Vasof parece que no llevan a ninguna parte, que no sirven para nada. Sus inventos trabajan en precario para automatizar errores y esto a mis ojos resulta inspirador, ya que siempre he pensado que los errores y los prototipos fallidos en las primeras fases de desarrollo, pueden resultar grandes experiencias artísticas.

 

 

Es más, reivindico que cualquier creador debería tener derecho a errar reiteradamente, que es muy sano y que quita transcendencia a todo lo que se hace, sin restarle un ápice de creatividad.

 

 

A lo que iba, que esta mujer es una auténtica maestra cacharrera y ha creado montones de inventos encantadoramente inútiles, incluso diría boicoteadores.

 

 

Sus maquinas está llenas de sentido del humor y de sentimientos propios, por no hablar de sus ocurrentes videos llenos de imágenes absurdas repetidas, que al encadenarse dan vida a películas cortas de insospechados resultados.

 

 

Ademas de divertirme viendo su trabajo, me ayuda a compartir ratos estupendos con mis sobrinos, que flipan con tanto objeto cotidiano mutado para especializarse en travesuras, si incluso los hay que se sublevan contra su propia creadora.

 

 

Por contar alguna pieza, está el autorretratos que se golpea, las maquinas que fabrican lagrimas, libros con palabras que caen, aspiradoras que se llevan el cosmo, martillos que clavan y desclavan al mismo tiempo, herramienta para brindar en solitario, libros que juegan al ping pong, lenguas gigantes que interrumpe el paso… Mis favoritas Mechanisms of Happiness y esos zapatos mecánicos, que no están nada mal tampoco.

 

 

Os invito a pasar un buen rato de videos, yo lo dejo aquí y me voy a morir un rato de la envidia al pensar en lo bien que se lo debe pasar esta mujer haciendo sus surrealismos de andar por casas, con esa apariencia lúdica pero que esconde mucha mas enjundia que casi todo lo que veo. Pero qué lista es esta mujer!!!!!!!.

 

 

Después, si os queda tiempo y ganas, podéis echar un ojo al trabajo de  Dominic Wilcox, dedicado a la creación de diseño de productos también absurdos e inútiles, pero que uno quería poder usar para sentirse algo mas niño.

 

 

diciembre 13th, 2018

Refugios urbanos para pájaros en tránsito

 

 

Hoy quiero llenar el Ático con sonido de pájaros que me llegan desde Brooklyn, de la mano de la artista Anina Gerchick y de su proyecto Birdlinkque trata de crear esculturas vivas, cubierta de plantas nativas que sirvan de hábitat provisional para aves locales y migratorias. 

 

 

“Birdlink es una red de instalaciones destinadas a vincular hábitats urbanos fragmentados a nivel nacional, promover la concientización de especies con las que se comparte el espacio, y construir comunidad con ellas, atraer a las personas curiosas y luego alertarlas sobre la importancia de la conservación del hábitat”.

 

 

Las estructuras de estos refugios, están construidas a partir de materiales reutilizados y asequibles para que sean visualmente atractivos y al mismo tiempo fáciles de implementar en las distintas localizaciones.

 

 

New York ha sido la ciudad elegida para la primera fase del proyecto porque se encuentra dentro del Atlantic Flyway, una importante ruta de migración de aves que recorre la Costa Atlántica desde el Ártico hasta el Mar Caribe. La idea es continuar instalándolas a lo largo de este corredor ya que las aves que hacen la ruta, cuando llegan a las grandes ciudades tienen pocas opciones de comida y descanso porque el hormigón las cubre casi en su totalidad.

 

 

La primera escultura se instaló en Governors Island, en el Centro de la Naturaleza Audubon, especializado en aves, sobre una pared de 9 pies de altura fuera de una de las antiguas casas militares de la isla.

 

 

Sus plantas nativas, donadas por el Departamento de Parques de la Ciudad de Nueva York, estaban enraizadas en recipientes sostenidos por una estructura de bambú. A medida que las lluvias de verano hicieron que las plantas florecieran, atrajeron a las aves y abejorros que acabaron conviviendo con los trabajadores y visitantes el centro.

Ahora entra en una nueva fase en el Parque Estatal de East River en Williamsburg, en Brooklyn y en el 2020 se instalará también en el parque Sara D. Roosevelt de Lower East Side, un entorno urbano mucho más denso que los dos primeros lugares, por lo que se hace mas más necesario para las aves. 

La artista cuenta: “Creo que el tema de las aves es bueno para que las personas piensen en temas ambientales, y se relacionen con ellas. También hay problemas políticos relacionados con ellas, por ejemplo, la Ley del Tratado de Aves Migratorias celebra su centésimo aniversario este año, y al mismo tiempo ese tratado ha sido atacado por la administración de Trump . Así que hay problemas legislativos realmente grandes de los que tenemos que ser conscientes y ayudar a defender. Las aves pueden abrirse a la cultura y la política y al medio ambiente “.

Bueno!!!! yo pienso que ojalá el proyecto pueda seguir creciendo sin perder frescura.

Lo he conocido aquí y las fotos las he sacado también de esta página y de la de la artista.

 

 

septiembre 24th, 2018

Ikebana a gran escala

Paseo con frecuencia por el mundo Ikebana sobre todo cuando estoy hasta las narices del asfalto y no puedo moverme. Mirar imágenes de flores en extraordinarias composiciones, me ayuda a acercarme a la naturaleza en formato reducido, por no hablar del placer visual y la relajación que me proporcionan, debe ser que la armonía con la naturaleza, me llega a través de las imágenes.

En el orden práctico, mirar tan frágiles equilibrios, me inspira a arriesgarme con formas mas audaces y ligeras para mis piezas FEEAS.

En realidad hasta la fecha, nunca he practicado el arte de “dar vida a las flores” que es lo que significa la palabra Ikebana, pero seguro que cuando lo haga, me resultará la mar de terapéutico. La imperfección, el valor de lo efímero y la intención de buscar cierto equilibrio en los contextos mas inhóspitos, dan bastante sentido a mi vida. Aunque a lo más que he llegado en este curativo arte, es a meter algunas hojas en recipientes con agua o a pararme a mirar lo bien que compone la flor mustia que el viento arrastró, con el empedrado de la calle, en fin, nada que ver.

Los japoneses de toda condición, encuentran tanto bienestar con los arreglos florales que los incluyen en sus quehaceres diarios. Además de su evidente propósito estético, y su interés por llevar algo natural al entorno domestico, también lo utilizan como método de meditación, ya que les hace estar mas receptivos al paso del tiempo a los cambios estacionales y a los ciclos de la vida.

Mas o menos, todos sabemos lo que es el Ikebana, si no, internet es una gran fuente de conocimiento sobre el tema. Por aportar algo, dejo aquí un haiku del poeta Bashō Matsuo que define el sentimiento que se puede llegar a sentir por una simple flor:  “Camino de montaña / Una sorpresa emotiva / Pequeña violeta”, palabras sencillas y recursos estilísticos escasos, algo así entiendo que debe ser la esencia del mas auténtico y ancestral arte de dar vida a las flores.

Esta actividad, que se remonta la sXV, ademas de ser una práctica de lo mas popular, ha servido de soporte artístico para grandes creadores, que la han hecho trascender del ámbito de lo cotidiano, para dar forma a piezas de gran valor artístico y también económico.

Por supuesto, no sólo se usan flores en las composiciones de Ikebana, también hay lugar para todo tipo de elementos naturales, que suelen ser expuestos en maravillosos recipientes fabricados por otros maestros artesanos igualmente cotizados. Con todos ellos se consiguen piezas complejas con arriesgadas formas, muchas veces de enormes dimensiones y equilibrios casi mágicos, pero siempre conservando la esencia de la simplicidad.

Hoy voy a centrarme en el trabajo de Tetsunori Kawana un artista que ademas de ejercitar sus habilidades con las mas tradicionales composiciones vegetales a pequeña escala, se dedica a dar vida a grandes piezas, en las que supera los imites y trasciende las reglas del Ikebana, creando un estilo propio, muy conectado al medio ambiente, y usando ademas de las tradicionales flores, otro tipo de materiales naturales, como grandes ramas, secas o en flor, troncos de manera y sobre todo el bambú, con el que consigue formas orgánicas inesperadas que mutan y se descomponen hasta desaparecer.

Cuenta el autor: “En mi trabajo utilizo bambú verde recién cortado. Debo respetar este bambú; tiene vida, energía y belleza propia. No puedo controlarlo al cien por cien. Debo comunicarme con el bambú para que funcione con éxito. Debo extraer la energía y la belleza del bambú y darle nueva vida a mi creación, una especie de “reencarnación” del bambú”.

Kawana piensa que que la vida y la belleza son transitorias y, por lo tanto, sus instalaciones de Ikebana también deben serlo “sólo para el momento y el lugar”. Eso hace que su trabajo deba apreciarse cuando se crea ya que os materiales naturales que usa, con el paso del tiempo se transforman.

Así pues, de su trabajo al final sólo queda el recuerdo en la memoria del que lo vio y por supuesto la documentación fotográfica que se tomó.

 

Poco mas que decir sobre este tema, mejor mirar, aprender, y recordar que “debemos atesorar cada momento que compartimos con la naturaleza porque no volverá”.

 

He llegado a este autor dando paseos virtuales por lo japonés y las fotos las he sacado de google.

 

 

 

 

junio 8th, 2018

Naturaleza que se mueve

Muchas alegrías me está dando volver a mi anterior morada y tomar contacto de nuevo con sus antiguos habitantes.

Otra satisfacción, desempolvar el viejo lector de rss, ponerlo a cero y dejar que se vaya llenando de novedades de todo tipo. Sorpresa comprobar cuantas páginas siguen activas y a mi disposición, libres de publicidad y ornamentos y sin tener que doblegarme a la tiranía del caralibro.

Un viejo conocido del Ático, que me ha gustado revisitar, es Antti Laitinen, artista que trabaja en el entorno natural, planteando sus piezas desde el sentido del humor y el absurdo, implicando la mayoría de ellas un gran trabajo físico y situaciones absurdas que finalmente no llevan a nada.

En estos últimos años, en los que he estado alejada de su trabajo, noto que ha pasado de un formato mas bien hercúleo, en el que él mismo se ponía físicamente al límite, a otro mas íntimo y poético, mirando a los parajes naturales y sobre todo a los árboles.

Sus trabajos performativos, que ahora son pocos, siguen poniendo la vista en los procesos y mostrando la imposibilidad de un final bien resuelto, en que lo que cuenta es la resistencia y la perseverancia.

Ya no construye islas efímeras con sacos de arena en medio del mar, ahora por ejemplo se mueve él solo una superficie de agua con la ayuda de dos cubos (esto de transformar el paisaje desplazando sus elementos, no es nada nuevo).

Entre sus trabajos mas inspiradores, convierte un gran árbol en una marionetas, mediante finas cuerdas que  lo mueven como si una gran ráfaga de viento lo agitara, tan precioso!!!!!!!!.

Otros trabajos con árboles, que él tala, disecciona, transforma y convierte en piezas de arte, muchas veces alejadas de su contexto natural y expuestas en espacios mas cerrados y asépticos, podéis verlas aquí.

Personalmente, aunque aprecio su sentido del humor y su creatividad, su trabajo me hace sentir un regusto amargo, siempre me pasa cuando alguien doblega, seguro que en parte es su intención.

Ya lo conocía, y las imágenes las he sacado de la página del artista.

This work is licensed under GPL - 2009 | Powered by Wordpress using the theme aav1